Papa Francisco lavó los pies de once refugiados

El papa Francisco realizó el tradicional lavatorio de pies del Jueves Santo en un centro de refugiados en las afueras de Roma, donde lavó y besó los pies de once desplazados musulmanes, ortodoxos, hindúes y católicos.


Desde el albergue en Castelnuovo di Porto, en Italia, el Sumo Pontífice dio inicio al período más solemne de la Iglesia Católica durante la Pascua, en el que se recuerda la Última Cena de Jesús.

El Vaticano informó que entre las 11 personas seleccionadas para el ritual se encuentran cuatro hombres católicos de Nigeria, tres musulmanes de Mali, Siria y Pakistán, además de tres mujeres cristianas cópticas de Eritrea y un hindú de India.

Compromiso
En el acto también pidió a los sacerdotes que sean “ministros de misericordia”, que ayuden al “pueblo descartado” y que no sean “prisioneros” fascinados por “mil propuestas de consumo”, durante la homilía de la Misa Crismal del Jueves Santo que celebró en la basílica de San Pedro.

El Papa celebró una misa que rememora “el día de la institución del sacerdocio” y por ello su homilía, como en anteriores Jueves Santos, estuvo dedicada a los consejos para los sacerdotes.

“Como sacerdotes, nos identificamos con ese pueblo descartado, al que el Señor salva y recordamos que hay multitudes incontables de personas pobres, ignorantes, prisioneras, que se encuentran en esa situación porque otros los oprimen”, dijo el papa./Cambio
Comparte
Síguenos en Facebook