Ahora el portaaviones Carl Vinson está camino a Corea del Norte

El portaaviones a propulsión nuclear USS Carl Vinson, y su flota de dos destructores y un crucero, está finalmente rumbo a las costas de la península coreana, según confirmó el jefe de Defensa estadounidense, James Mattis. Esto se produce tras las confusas versiones sobre su recorrido, surgidas en medio de la crisis con Corea del Norte.

Medios surcoreanos, que citan fuentes oficiales, señalan que el buque de guerra arribaría al mar de Japón el 25 de este mes. La próxima semana también llegarían a la zona los portaaviones USS Ronald Reagan y el USS Nimitz. De esta manera conformarían una poderosa flota frente a las costas norcoreanas.

El Carl Vinson se vio envuelto en una polémica porque, según lo informado por el Pentágono en su momento, se esperaba que llegara a la península coreana el sábado pasado, fecha en que Norcorea celebró el 105 aniversario del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung, con un enorme desfile militar. Inclusive el presidente estadounidense Donald Trump había dicho que enviaba “una gran flota” a la región a raíz de las provocaciones del régimen.

Pero el buque de guerra y su flota se dirigieron al Océano Índico para participar de maniobras navales con Australia. “Generalmente no damos por anticipado datos sobre el desplazamiento de nuestros buques, pero no quería andar jugando y decir que no estábamos cambiando los planes cuando de hecho lo estábamos haciendo”, afirmó Mattis.

“El portaaviones está en camino. Yo determinaré cuando llegará y donde operará, pero el ‘Vinson’ será parte de nuestra misión de asegurar que estamos junto a nuestros aliados en el noroeste del Pacífico”, enfatizó el jefe del Pentágono.

El portaaviones Carl Vinson en el Oceano Indico. (EFE)

La flota liderada por el Carl Vinson tiene una enorme potencia de ataque. El portaaviones es del tipo Nimitz, a propulsión nuclear. Cuenta con los más modernos armamentos, como misiles de defensa RIM-116 y antiaéreos Sea Sparrow (guiados por radares). También puede llevar misiles Tomahawks.

Puede transportar unos 5.000 marines y cuenta con 90 aviones y helicópteros, entre ellos los Hornet F-18 y Super Hornet, cazas adaptables a cualquier tipo de clima. Lo acompañan dos modernos destructores y un crucero, todos con el potencial de misiles guiados.

Lo cierto es que la demora en la llegada del Carl Vinson se da en el marco de las negociaciones que está llevando a cabo China, aliado del régimen norcoreano. Beijing viene pidiendo moderación a los dos bandos, y especialmente “evitar provocaciones”.

Ayer, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó firmemente el último test de misil de Corea del Norte y amenazó con imponer nuevas sanciones contra Pyongyang por su “conducta altamente desestabilizadora”. En una declaración adoptada por unanimidad, exigió al régimen de Kim Jong-un “no realizar más pruebas nucleares”, y expresó que las “actividades ilegales con misiles” de Pyongyang están “incrementando enormemente la tensión en la región y fuera de ella”.

El texto se aprobó por unanimidad, inclusive con el respaldo de Rusia y China. Sin embargo, cuando el documento se trató por primera vez el miércoles, Moscú lo bloqueo por algunas diferencias con Washington. Esto se solucionó en la sesión de ayer, y finalmente lo firmaron todos.

Pese a las negociaciones encaradas por China, el clima de tensión aún es fuerte. Los expertos consideran que el régimen norcoreano podría realizar otro ensayo de misiles, o incluso una nueva prueba nuclear, el 25 de este mes en ocasión del 85 aniversario del Ejército norcoreano./Clarín
Comparte
Síguenos en Facebook