El paro médico deja sin atención a los hospitales

Los médicos de Bolivia suspendieron este jueves actividades en hospitales y cajas de salud en protesta por la vigencia de la libre afiliación en el seguro a corto plazo y la creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema Nacional de Salud. Miles de afiliados se encuentran perjudicados por la medida de presión.

En La Paz, suspendieron la atención en el Hospital Obrero, el Hospital de Clínicas y en la Caja Petrolera, mientras que en Cochabamba ocurrió lo mismo en el Hospital Viedma y en Santa Cruzen dependencias de la Caja Nacional de Salud (CNS).

Las instalaciones de la Caja Petrolera de La Paz amanecieron con letreros informando sobre la medida de presión, aunque algunos pacientes recibían esta mañana fichas para ser atendidos en otros días, según constató en el lugar la red PAT. Las atenciones de emergencia también se encuentran habilitadas, aunque únicamente en las instalaciones de la zona de Obrajes.

En el Hospital de Clínicas y el Hospital Obrero no se entregan fichas para la atención en otras jornadas, aunque esta mañana llegaron decenas de pacientes hasta ambos lugares debido a que tenían consultas programadas para hoy.

En Cochabamba, las consultas externas fueron suspendidas en el hospital Viedma, según constató La Razón.

Lo propio ocurrió en el Hospital Obrero de Santa Cruz. Según informó PAT, hasta esas dependencias de la CNS llegaron decenas de pacientes y muchos de ellos no estaban informados sobre la medida de presión de los médicos.

El paro también se cumple en los hospitales San Juan de Dios y Japonés.

Ayer, la ministra de Salud, Ariana Campero, dijo que existen afanes políticos en la protesta de los galenos, quienes sin embargo culparon a la autoridad por la medida de presión debido a su negativa para entablar el diálogo.

“La responsable del paro es la ministra de Salud”, afirmó el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, durante una entrevista en Cadena A, donde mostró al menos cuatro cartas de solicitud de diálogo enviadas a la autoridad entre marzo y abril. Dijo que no respondió positivamente a ninguna de ellas.

La protesta es en contra de las normas de libre afiliación en el seguro a corto plazo y de creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema Nacional de Salud que, precisamente, fiscalizará los servicios de salud.

Campero lamentó la medida de presión y aseguró que la Autoridad de Fiscalización no será un ente que vaya a "perseguir" a los médicos.

"No encontramos razón (para el paro). La única deducción a la que podemos llegar es que hay una intención política de generar caos, molestia, de confrontar al sector con el Gobierno. Nosotros tenemos toda la predisposición de conversar", afirmó la autoridad en declaraciones a la Red UNO.

Larrea cuestionó la libre afiliación y la vigencia de la nueva autoridad de fiscalización por considerarlos lesivos para la salud y negó que los médicos sean "inconscientes" al activar una medida de protesta como el paro de 24 horas.

Campero reflexionó sobre la necesidad de generar nuevas normativas para cambiar el sistema de salud. "Considero importante replantear el rol de los colegios médicos, los colegios a nivel internacional tienen roles académicos y no políticos", observó. /La Razón Digital
Comparte
Síguenos en Facebook