Fracasa el intento de consensuar elección judicial

Hace casi tres semanas el vicepresidente Álvaro García Linera aseguró que era su instrucción consensuar con la oposición la reforma normativa para llevar adelante la elección judicial de este 2017, sin embargo, este viernes se esfumó el intento de las fuerzas políticas de llegar a un acuerdo.


Las bancadas de Unidad Demócrata (UD) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC) decidieron abandonar la reunión que instalaron este viernes con el oficialismo para no volver más. Ambos partidos denunciaron que el Movimiento Al Socialismo (MAS) tiene la intención de usar sus dos tercios para aprobar su propio proyecto de reforma sin tomar en cuenta las sugerencias que presentaron los opositores.

P U B L I C I D A D 
 
En octubre los bolivianos votarán por segunda vez en la historia para elegir a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Constitucional, Tribunal Agroambiental y Consejo de la Magistratura. Los candidatos que entrarán en las papeletas de sufragio deben ser elegidos en la Asamblea Legislativa.

Tanto el MAS como los opositores se fijaron el objetivo de desarrollar una preselección de candidatos meritocrática para establecer un Órgano Judicial idóneo, pero no alcanzaron un acuerdo y terminaron acusándose mutuamente de “patear el tablero” y perjudicar la mejora de la justicia  boliviana.       

El jefe de bancada de UD en el Senado, Edwin Rodríguez, afirmó que la mesa de negociación se convirtió en una “mesa de imposición” en la cual la oposición ya no tiene un rol. “El MAS ha decidido meterle nomas como ellos han definido”, agregó.

Entre los puntos de discordancia está el número de  magistrados. Ambas fuerzas políticas coincidieron en que los tribunales supremo y constitucional tengan nueve miembros, sin embargo, la oposición intentó que esa misma configuración se aplique al Tribunal Agroambiental y el Consejo de la Magistratura, pero el MAS tiene otros planes: sólo cinco magistrados en el primero y tres consejeros en el segundo.

Tampoco acordaron el rol de una comisión académica en la preselección. El MAS pretende que una delegación del sistema universitario acompañe el proceso, pero la oposición busca que un consejo independiente se haga cargo de toda la preselección. Rodríguez manifestó que en la propuesta oficialista las universidades están sólo de “floreros”.                  
  
La presidenta de Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, acusó a UD y PDC de sabotear el proceso de preselección porque no les interesa tener una mejor justicia. La oficialista agregó mediante su cuenta de Twitter que el proyecto de reforma cambió radicalmente, pero la oposición rompió la mesa de diálogo con “argumentos absurdos”.

El jefe de bancada de UD en Diputados, Wilson Santamaría, anunció que las bancadas opositoras igual asistirán a las sesiones en que se tratará la reforma para la preselección de candidatos magistrados, pero no la convalidarán./Erbol