Un sospechoso de estar vinculado al atentado en París se presentó ante las autoridades de Bélgica

El hombre por el que Francia había lanzado una orden de busca y captura al sospechar que podía estar relacionado con el atentado perpetrado anoche en París se ha presentado en una comisaría de Amberes, en Bélgica, indicó el Ministerio francés de Interior.

El portavoz del Ministerio, Pierre-Henry Brandet, citado por la emisora "France Info", señaló que ese individuo había sido señalado por los servicios secretos belgas a Francia después del ataque en la avenida de los Champs Élysées, en el que un policía fue asesinado y otros dos agentes resultaron heridos antes de que el autor de los disparos fuera abatido por las fuerzas del orden.

Preguntado por la radio Europe 1 sobre el señalamiento de este hombre, Brandet respondió: "¿Está relacionado de cerca o de lejos con lo ocurrido en los Campos Elíseos? No se lo puedo decir (…), hay una serie de informaciones que tenemos que verificar". "No nos podemos permitir cerrar ninguna puerta", añadió.

Según un portavoz de la fiscalía federal belga, consultada el viernes por la AFP, "lo que se puede decir es que, en este momento, a las 09h15 de esta mañana, no existe un vínculo entre este suceso (el tiroteo en París) y Bélgica", aunque "la investigación continúa activamente en estrecha colaboración con los investigadores franceses".

Según una fuente próxima a la investigación sobre el tiroteo en Champs Élysées, el hombre señalado por Bélgica, de 35 años y "muy peligroso", será interrogado sobre un expediente belga. Durante un registro, las autoridades belgas encontraron un billete de tren de alta velocidad de la línea Thalys con destino a Francia con fecha de 20 de abril de 2017, armas y pasamontañas.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado en el que murió un policía afirmando que fue cometido por "Abu Yusef el Belga".

Sin embargo, según fuentes próximas a la investigación, el hombre abatido por las fuerzas de seguridad tras disparar a varios agentes es un francés de 39 años que ya era objeto de una investigación.

Por su parte, la Fiscalía de París confirmó que halló una escopeta y cuchillos en el auto del agresor./Infobae con información de EFE, AFP y AP