Una inmigrante mexicana refugiada en una iglesia, entre las 100 personas más influyentes de la revista ‘Time’

Hay líderes políticos, celebridades y empresarios ricos. Pero en la lista de este año de la revista Time de las 100 personas más influyentes del mundo, hay también una mujer que desde hace dos meses vive refugiada en una iglesia de Denver ante el temor de ser deportada. Se llama Jeanette Vizguerra, es una inmigrante mexicana indocumentada de 45 años que afronta una orden de expulsión de Estados Unidos, adonde llegó hace 20 años desde México.


“Este reconocimiento quiero compartirlo con todas esas 11 millones de familias inmigrantes que están allá fuera en la misma situación que yo, que también siguen luchando detrás de las sombras, que todavía tienen miedo de salir y dar la cara”, dijo Vizguerra en declaraciones a la prensa a las puertas de la iglesia First Unitarian de Denver. “Estamos aquí no solo luchando por nuestras familias, en contra del odio, de la homofobia, de este clima que se ha hecho después de esta nueva administración del señor Trump”.

Vizguerra, una conocida activista migratoria en Colorado, se refugió a mediados de febrero en la iglesia. La policía encargada de deportaciones en EE UU (ICE por sus siglas inglesas) no suele actuar en centros religiosos. Las autoridades descubrieron en 2009 que la inmigrante tenía documentación falsa. Según su abogado, la obtuvo para poder trabajar. Ella se declaró culpable, lo que llevó a su orden de deportación. Pero durante cinco ocasiones seguidas, cada vez que se presentó ante las autoridades para un chequeo rutinario de su situación migratoria le concedieron un retraso a su expulsión.

Todo cambió en diciembre. Su abogado pidió un nuevo retraso, pero no recibió respuesta. En febrero, la nueva Administración de Donald Trump le denegó la petición. Un día antes, Vizguerra había decidido refugiarse en la iglesia, donde lleva 65 días y donde en el pasado habían pedido cobijo otros inmigrantes. Su futuro es incierto. Podría pasarse allí años.

A Vizguerra le aterra que le separen de sus tres hijos menores (de 6, 10 y 12 años), que no corren riesgo de ser deportados al haber nacido en EE UU. Podrían cuidar de ellos su marido, de 45 años, que trabaja de conductor o su hija mayor, de 26 años, que no nació en EE UU pero tiene un permiso de trabajo concedido por el Gobierno de Barack Obama bajo el programa DACA. Trump criticó el programa durante la campaña electoral, pero por ahora no lo ha tocado.

Vizguerra ha sido seleccionado por Time en la sección de Iconos. En esa misma categoría, están por ejemplo el congresista estadounidense John Lewis, un icono de la lucha afroamericana, el futbolista brasileño Neymar o Leila de Lima, una abogada de derechos humanos filipina. La inmigrante se declaró sorprendida por su selección en el listado. “Tengo muchas emociones”, dijo. “Han tenido que pasar 20 años de lucha, trabajo fuerte, crear relaciones, abrir camino”./El País, Esp