Alcaldías podrán usar IDH en viviendas

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley 116-17 que promueve la implementación de programas y proyectos de vivienda social para la población en condición de pobreza y pobreza extrema por parte de los Gobiernos autónomos con el uso de recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) como aportes de entrega de contraparte en favor de la Agencia Estatal de Vivienda.

El documento enviado por el Órgano Ejecutivo al Legislativo señala que, considerando que el Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 establece la construcción de 51.290 viviendas, es necesario contar con la contraparte de las entidades territoriales autónomas.

P U B L I C I D A D 
 
“En consecuencia, se ve la necesidad de facultar a las entidades territoriales autónomas, la transferencia de recursos económicos y terrenos de propiedad a título gratuito a la Aevivienda, a fin de que ésta ejecute proyectos de vivienda social”, refiere el proyecto.

Según el documento, si los Gobiernos autónomos, determinarán transferir terrenos, deben garantizar que éstos cuenten con acceso a servicios básicos o en su caso realizar las inversiones para garantizarlos.

Además, los terrenos transferidos deberán contar con el título de propiedad registrado en Derechos Reales, aspectos que se indican en el artículo 2 del mencionado documento.

En cuanto al financiamiento, el artículo 5 del proyecto aprobado refiere que cuando los terrenos para la construcción de viviendas sociales provengan por transferencia de terrenos las entidades territoriales autónomas destinarán recursos del IDH en programas y proyectos de vivienda social.

El inciso b), por su parte, establece que las entidades territoriales autónomas podrán utilizar recursos de coparticipación tributaria, regalías, recursos específicos u otros recursos, de acuerdo a normativa legal vigente, en programas y proyectos de vivienda social.

Finalmente, el inciso c) prevé que el aporte de contraparte de los beneficiarios será como mínimo el 5 por ciento del costo total de la vivienda, pudiendo ser éste en recursos económicos y/o materiales y/o mano de obra.

PLAN 2016-2020

El Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 prevé la construcción de 51.290 viviendas nuevas unifamiliares, multifamiliares y complejos habitacionales, y 63.710 viviendas mejoradas, ampliadas o renovadas.

Para ello, Aevivienda requiere invertir 11.300 millones de bolivianos y la proyección de ingresos de recursos en efectivo es de 6.500 millones de bolivianos de la recaudación del 2 por ciento del aporte patronal público y privado para vivienda, por lo que se hace evidente que la entidad requiere de otros 4.800 millones bolivianos de las subnacionales./Los Tiempos