Aviones de combate chinos interceptan una aeronave militar de EE.UU.

Dos aviones de combate Su-30 chinos han interceptado un avión de detección de radiación de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos sobre el disputado mar de China Meridional, en una acción que Washington ha calificado de «no profesional», según han señalado las Fuerzas Aéreas del Pacífico.

Según la portavoz de la Fuerza Aérea, la teniente coronel Lori Hodge, la Casa Blanca todavía estaba estudiando el incidente pero los «informes iniciales del personal del cuerpo han caracterizado la interceptación como no profesional». «La cuestión se está abordando con China a través de los canales militares y diplomáticos adecuados», ha anunciado, tal y como ha recogido la cadena CNN.

Poco antes, un alto cargo del Gobierno confirmó a la cadena de televisión que los aviones chinos llegaron a estar a una distancia de 150 pies (algo menos de 50 metros) del avión estadounidense, y uno de ellos llegó a volar dado la vuelta, directamente encima de la nave americana. Los hechos tuvieron lugar el miércoles.
Conocido como el «Fénix Constante», el avión WC-135, de cuatro motores, se encarga de buscar elementos distintivos de un ensayo nuclear de cualquier tipo que pueda encontrarse en el aire. Recoge muestras para que sean analizadas.

Ensayos norcoreanos
El WC-135 se ha desplegado en misiones rutinarias en el noreste asiático, según Washington. En el pasado, este tipo de aviones se han utilizado para recopilar pruebas de posibles ensayos nucleares por parte de Corea del Norte./EP
Comparte
Síguenos en Facebook