Caso hijo de Morales y Zapata Suspenden inspección ocular por ausencia de tres imputados


La inspección técnica ocular de los lugares a donde fue trasladado el menor que figuraba como el hijo del presidente Evo Morales y Gabriela Zapata fue suspendida hasta el primero de junio, por la inasistencia de tres detenidos.

“La audiencia de inspección técnico-ocular se suspendió, porque tres imputados en esta investigación no fueron conducidos desde la cárcel de San Pedro”, informó la fiscal Karina Cuba.

La representante del Ministerio Público manifestó que solicitará un informe al gobernador del penal para saber por qué no fueron transportados al acto los imputados, entre quienes se cuenta a Víctor Vega Guzmán, padre del niño que suplantó al hijo del Presidente.

En el caso están implicados, Gabriela Zapata, su ‘tía’ de cariño, Pilar Guzmán, la madre del menor Isela Chávez, Eduardo León y los otros dos abogados prófugos, Williams Sánchezy Walter Zuleta. También están incluidos los amigos de la expareja de Morales, Ximena Fortún, María del Carmen Arce y Víctor Vega, entre otros.

LEÓN
Otro de los que no asistió a la Inspección Técnica Ocular (ITO) fue el abogado Eduardo León, quien en este caso cuenta con detención domiciliaria.

León justificó su inasistencia enviando un memorial y señaló que a esa misma hora debía presentarse en otra audiencia de apelación por otro caso, referido a su libreta militar, a la que en efecto asistió, pero también se suspendió ante la renuncia de la vocal Virginia Crespo.

León declaró que en este caso no tenía participación alguna, pues lo que él hizo fue defender la versión jurídica de Zapata y el tema de la presentación de un niño diferente al que el presidente Morales reconoció con un certificado de nacimiento, estuvo a cargo de los otros dos abogados, y eso será demostrado.

En esta inspección, se debía verificar los lugares a donde el menor fue trasladado, y presentado ante una juez de familia, en la mansión de Zapata, ubicado en la urbanización La Rinconada de la zona Sur.

Por su parte, Zapata, que había llegado enmanillada, luego de suspendido el acto, al dejar la Fiscalía, dijo que “en este caso hubo no solamente intereses políticos sino materiales, porque cuando estaba detenida han querido dejarme sin nada y hubo gente que trató de aprovecharse de diferente manera”.

Sin embargo, en varias declaraciones hechas en 2016, fue la propia Zapata quien aseguró que su hijo existía, que sería presentado incluso a medios internacionales.

A su turno, el abogado Marcelo Tamayo manifestó que su clienta es inocente del delito de trata de personas y que fue víctima de manipulación con fines diferentes a los legales, ya que ella estaba detenida mientras se realizaban estas manipulaciones./El Diario
Comparte
Síguenos en Facebook