Gobierno y los médicos retoman diálogo el lunes

El Colegio Médico de Bolivia aceptó ayer ir al diálogo este lunes con la ministra de Salud, Ariana Campero, aseguró ayer el presidente de la institución colegiada, Aníbal Cruz, quien rechazó las acciones del Defensor del Pueblo ante la justicia.  

“Sí, vamos a asistir”, dijo el galeno consultado sobre la carta enviada por Campero para restablecer el diálogo. Cruz expresó su indignación con el anuncio del defensor del Pueblo, David Tezanos por acudir a la justicia con una Acción Popular para que se prohíba paros que atenten contra la población.

P U B L I C I D A D 
 
“Hemos sido convocados a un diálogo sincero y práctico (…) y mientras nos daban buenas intenciones, el Defensor del Pueblo, con una puñalada en la espalda, estaba presentado la acción popular en contra del Colegio Médico”, manifestó su presidente, Aníbal Cruz.

El máximo directivo del Colegio Médico confirmó la voluntad de aceptar la convocatoria al diálogo, propuesta por el Gobierno central hecha oficial a través de la misiva de la Ministra de Salud.

“Agradecemos la voluntad que está dando la Ministra (Campero), y en base al mandato de las bases médicas de todo el país, vamos a transmitir nuestra posición”, señaló Cruz. “Iremos, pero las bases aguardarán, en vigilia, en las afueras del ministerio a fin de garantizar la integridad de sus dirigentes”, advirtió Cruz. Esta actitud vigilante se debe, indicó el presidente del Colegio Médico de Bolivia, a la amenaza que para su movimiento representaría la demanda interpuesta por el Defensor del Pueblo ante la justicia.

Entretanto, la Ministra de Salud dejó en claro que sigue con el ánimo predispuesto para zanjar ese conflicto. “Queremos escucharlos, no es pedir por pedir la abrogación de las normas”, señaló Campero e insistió en debatir las medidas gubernamentales para mejorar el sistema público de salud.

DECRETOS DE LA DISCORDIA
Los galenos acataron un paro de 48 horas, el 17 y 18 de mayo, en rechazo a los decretos 3091 y 3092 que pone en vigencia la creación de una Autoridad de Control y Fiscalización del Sistema de la Salud y promueve la desafiliación y libre afiliación en la seguridad social. Estas medidas son consideradas atentatorias por los afiliados al Colegio Médico de Bolivia. El Gobierno, por su parte, sostiene que la mayoría de la población necesita ser protegida y que se le garantice un servicio de salud eficiente, oportuno y con calidez. Por eso, a través de los mencionados decretos, busca fiscalizar el trabajo que realizan las diferentes cajas de salud. Las normas otorgan potestades a esta Autoridad para asumir defensa de los afiliados, recibir y procesar denuncias, vigilar la ejecución de prestaciones a favor de los pacientes, sugerir la puesta en marcha de políticas de mejora del servicio, tanto en lo operativo como en el ámbito administrativo./Los Tiempos
Comparte
Síguenos en Facebook