Romero considera que el rechazo de visas a autoridades bolivianas en Chile es una vendetta por la demanda marítima

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, considera que el rechazo de visas por parte de Chile a sus colegas  de Defensa, Reymi Ferreira, y de Justicia, Héctor Arce, es una vendetta porque ambos fueron personajes activos en la elaboración de la demanda marítima boliviana ante La Haya.

“El Estado boliviano ha sido agredido con esta actitud de Chile”, señaló Romero. “Cuando vetan las visas a los Presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores es una vendetta por las denuncias del libre tránsito… Crece el apoyo de la comunidad internacional, es probable que detrás de estas cancelaciones de visas haya una suerte de vendetta porque ellos han tenido un papel activo en la formulación de la demanda marítima, en su condición de abogados”.

P U B L I C I D A D 
 
El miércoles, Chile anuló la visa de Arce, quien debía asistir el 25 de mayo a una audiencia en la que se pedirá la libertad de nueve bolivianos que fueron detenidos el 19 de marzo, cuando luchaban contra el contrabando en una zona fronteriza. Carabineros chilenos aseguran que los compatriotas, entre ellos dos militares y siete civiles, invadieron su territorio.

Al margen de los dos ministros, Chile negó la visa a los presidentes del Senado, José Gonzales, y de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, y al inspector del Ejército, general Williams Kalimán. Todos ellos iban a visitar a los nueve detenidos en el penal de Alto Hospicio, en Iquique.

“La mejor definición lo hizo el presidente (Evo) Morales; Chile tiene un gobierno teóricamente democrático con conducta dictatorial y no expresa el carácter, la personalidad y la cultura del pueblo chileno, sino actitudes prepotentes, soberbias y discriminatorias contra el pueblo boliviano". /La Razón