Advierten por qué el rescate de los dos mineros atrapados en Chile es más difícil que el de 2010

Desde el viernes pasado, dos personas están encerradas a más de 200 metros de profundidad, por lo que la comparación con lo sucedido en Atacama es inevitable.


Una vez más, Chile está pendiente de la vida de mineros. En esta oportunidad se trata de dos trabajadores, quienes el viernes pasado quedaron encerrados en la mina Delia II, de la sureña región de Aysén, debido a un derrumbe. De inmediato comenzaron las comparaciones con lo sucedido en 2010, cuando 33 trabajadores lograron sobrevivir bajo tierra durante más de dos meses.

Sin embargo, quien fuera el jefe de operaciones de aquel rescate en la mina San José, Felipe Matthews, explicó que los casos son muy distintos, publicó el sitio Emol.

La primera gran diferencia es la profundidad. En Atacama, el refugio de los mineros estaba a 720 metros bajo tierra, mientras que ahora, Jorge Sánchez y Enrique Ojeda deberían estar a 203 metros. No obstante, la dificultad actual es mucho mayor. La causa, y una inundación.

"Hay una complejidad absolutamente superior a lo que ocurrió en San José, porque allá no teníamos la inundación", explicó Matthews, quien en la actualidad trabaja como asesor del Gobierno, a la vez que agregó que el derrumbe actual habría sido provocado por una filtración de 160 millones de litros de agua desde la Laguna Verde, ubicada junto a la mina.

Por eso, mientras se prepara el segundo intento de envío de una sonda, ya que el lunes fracasó el primero, también se trabaja en la construcción de un dique para detener la filtración de agua.

Más de dos meses de búsqueda

En derrumbe en la mina San José se produjo la tarde del 5 de agosto de 2010 y de inmediato comenzaron los trabajos para rescatar a los 33 trabajadores.

Las tareas demandaron 69 días y permitieron que todos salieran a la superficie ilesos. La investigación del hecho no encontró responsables./RT