Descartan que muerte de joven sea por juego de la ballena azul

La Policía descartó que la muerte de  una de las dos adolescentes que se halló sin vida el pasado martes, hubiese sido provocada por el juego de la ballena azul.  La joven  dejó una carta póstuma en la que responsabiliza de su muerte a su madre. Aún se  investiga el segundo caso. 

La  misiva,  fechada el 9 de junio, destaca que  la relación y la comunicación con su mamá no fue de las mejores y  como ella pretendía en vida.

 Antes de conocer esta carta, las autoridades  policiales  creían que se trataba del juego de la ballena azul,  la que llevó a la  muerte   a la joven.  

Los responsables del  colegio, del municipio de Saipina, del departamento de Santa Cruz, la Policía y la Alcaldía llevan adelante tareas de prevención. 

En este caso, la Dirección  solicitó  que los estudiantes no realicen trabajos grupales.

Por su parte, el Gobierno Municipal de Saipina pidió y prohibió a las salas de internet que atiendan a menores de edad,  para prevenir   o que siga complicándose la situación.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) se    incautó  de cerca de una docena de celulares de los estudiantes. 

El  uniformado Lizandro Gonzales  sostuvo  que "algunos jóvenes dijeron que sus compañeros estarían jugando, pero no aclaran qué tipo de  juego. Otros, a la ligera, dicen que es la ballena azul,  pero nosotros no podemos decir qué es exactamente”, agregó el efectivo. 

Explicó que  los teléfonos son analizados por peritos;  los resultados  se tomarán  en cuenta para proseguir con la investigación.

La representante de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, Carmen Quispe, informó que entre seis y siete estudiantes reciben apoyo psicológico. 

"Vamos a hablar con cada uno de ellos y con todas las posibles víctimas. Estamos viendo -junto con el plantel docente- de poder identificar las posibles víctimas y realizar una medida preventiva.

Desde la parte psicológica se trató de hacer el acompañamiento y contención porque como son cercanas a estas personas, ellos deben tratar de elaborar el duelo y la pérdida que han sufrido”, declaró la funcionaria.

Dos profesoras, quienes no dieron sus nombres, manifestaron su alarma tras estos decesos.

"Preocupa porque es una situación muy devastadora para nosotros. Es incómodo que niñas a partir de los 12 años estén involucradas en este tipo de juegos. En la comunidad de Saipina no se puede trabajar en un ambiente en el que han sucedido muertes, es complicado”, señaló  una de ellas.

Otra docente aseguró que antes del suceso no notaron cambios en las adolescentes que fallecieron. "Pero una vez que pasaron estos dos sucesos, sí se están viendo efectos”, dijo./Página Siete
Comparte
Síguenos en Facebook