El fiscal especial Robert Mueller está investigando a Donald Trump por posible obstrucción a la justicia

Robert S. Mueller III, fiscal especial del Departamento de Justicia de EEUU que supervisa la investigación sobre el papel de Rusia en las elecciones de 2016, está entrevistando a altos funcionarios de Inteligencia como parte de una amplia investigación que ahora incluye una observación sobre si el presidente Trump intentó obstruir la justicia, dijeron funcionarios al diario The Washington Post.

La decisión del abogado Robert S. Mueller III de investigar la conducta de Trump marca un importante punto de inflexión en la investigación del FBI, que comenzó hace casi un año y que hasta hace poco se centró en la intromisión rusa durante la campaña presidencial y si había alguna coordinación entre Trump y el Kremlin. Los investigadores también han estado buscando cualquier evidencia de posibles crímenes financieros entre los asociados de Trump, según las fuentes del periódico estadounidense.

Trump había recibido garantías privadas del ex director del FBI James Comey a partir de enero de que no estaba personalmente bajo investigación. Funcionarios dicen que eso cambió poco después del despido de Comey.

Cinco personas informaron sobre las solicitudes de entrevistas, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados para discutir el asunto públicamente. Y Daniel Coats, el actual director de Inteligencia nacional, el almirante Mike Rogers, jefe de la Agencia de Seguridad Nacional, y Richard Ledgett, diputado recientemente retirado, aceptaron ser entrevistados por los investigadores de Mueller esta semana, recordó The Washington Post. La investigación ha estado envuelta en secretos y no está claro cuántos otros han sido interrogados por el FBI.

La NSA dijo en una declaración que "cooperará plenamente con el abogado especial", y se negó a comentar más. La oficina del Director de Inteligencia Nacional y Ledgett declinaron hacer comentarios.

La Casa Blanca ahora envía todas las consultas sobre la investigación de Rusia al abogado personal de Trump, Marc Kasowitz. "La filtración de información del FBI sobre el presidente es indignante, inexcusable e ilegal", dijo Mark Corallo, vocero de Kasowitz.

Los funcionarios dijeron que Coats, Rogers y Ledgett aparecerían voluntariamente, aunque no está claro si describirán íntegramente sus conversaciones con Trump y otros altos funcionarios.

La investigación sobre obstrucción de la justicia por parte del presidente de EEUU comenzó días después de que James Comey fuera despedido del FBI el 9 de mayo, según personas familiarizadas con el asunto. La oficina de Mueller ahora ha tomado ese trabajo, y las entrevistas preliminares programadas con los oficiales de Inteligencia indican que su equipo está persiguiendo activamente a testigos dentro y fuera del gobierno.

Las entrevistas sugieren que Mueller ve el intento de obstrucción de la justicia como algo más que una disputa "él dijo esto, él dijo aquello" entre el presidente y el director del FBI, según dijo un funcionario.

James Comey confirmó públicamente ante el Senado de EEUU el 20 de marzo que el FBI estaba investigando la posible coordinación entre la campaña de Trump y los rusos./Infobae