Envíos de gas a Brasil bajan hasta 16,04 MMmcd en mayo

Los envíos de  gas natural a Brasil disminuyeron  hasta  16,04 millones de metros cúbicos día (MMmcd) el pasado el 30 de mayo. La Gobernación de Santa Cruz alertó que la baja continúa en lo que va de este mes y  calcula una pérdida de 142 millones de bolivianos para las regiones.

P U B L I C I D A D 
 
De acuerdo con el reporte de comercialización del combustible, publicado en la página web del Ministerio de Hidrocarburos, la entrega al mercado brasileño se redujo desde  27,2  MMmcd el 21 de mayo, hasta cerrar en 16,04 MMmcd el 30 de mayo (ver gráfica).

El contrato GSA con Brasil establece un volumen mínimo de compra de 24 MMmcd de gas natural y un máximo de entrega de 30,08 MMmcd. Si se incluye el gas combustible de 1,5 MMmcd, Bolivia debe enviar 31,5 MMmcd.

Mientras que en el caso de Argentina, los envíos de gas oscilaron entre 18,96 y 20,05 MMmcd.

Bolivia debe entregar en  invierno un mínimo de 20,3 Mmmcd y un máximo de 23,3 Mmmcd.

El secretario de Energía, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, Herland Soliz, anticipó que a consecuencia de la disminución en la exportación de gas al Brasil, las gobernaciones, municipios y universidades perderán por mes, aproximadamente 142 millones de bolivianos.

Incluso alertó que en lo que va del mes la baja continuó de 27 a 12 MMmcd,  según   el reporte de la primera semana de junio.

"No se están haciendo bien las cosas en yacimientos; hay falta de transparencia con los datos y un mal manejo económico, siendo necesario un  encuentro con las autoridades, ya que esta situación afecta a todo el pueblo boliviano”, cuestionó.

 En el caso de Santa Cruz, dijo que la producción de gas bajó de 16 a 12 MMmcd, hecho que genera pérdidas para la región. Asimismo, recordó que la página web de YPFB Transporte continúa sin mostrar  las cifras oficiales.

En febrero pasado  Brasil informó que redujo las importaciones de gas boliviano al 45% del volumen máximo contratado   debido a una menor demanda industrial y mayor oferta interna del carburante, según un comunicado de Petrobras.

Además, estaba de por medio el mayor suministro de energía en ese país de sus fuentes hidroeléctricas por la época de lluvia.

No obstante, el 23 de mayo, el embajador de Brasil en Bolivia, Raymundo Santos Rocha, informó  que su país requerirá los máximos volúmenes de gas estipulados en el contrato vigente.

Mencionó que  YPFB cubre el 30% de la demanda interna brasileña. "Brasil se está expandiendo de vuelta y va a necesitar cada vez de más energía, más del 30% del gas que se usa en Brasil viene de Bolivia”, explicó entonces.

El contrato con Bolivia finaliza en 2019 y las autoridades nacionales apuntan a la renovación.

La  producción de gas natural en el país bajó en 2016  en 4,2%, por una menor demanda de Brasil, según datos  del Banco Central de Bolivia (BCB) en su informe de política monetaria.


Punto de vista
Raúl velásquez Investigador de Jubileo

Habrá reducción de regalías e IDH  

El mercado de Brasil es el principal destino del gas natural que produce Bolivia. Cerca del 55% de la producción de este energético fue destinado a ese país en  2015.

Pero en 2016 se  observó una disminución debido al incremento de envíos al mercado de Argentina; sin embargo, Brasil mantiene el sitial de principal mercado para el gas  boliviano.

En los últimos meses se disminuyeron  los volúmenes demandados por el vecino país. Si bien en enero y febrero hubo una temporada de lluvias más intensa que permitió a Brasil el mayor uso de hidroeléctricas y no así de termoeléctricas que son alimentadas por gas natural, la situación mejoró levemente en los meses de marzo, abril y mayo, aspecto que resulta por demás preocupante puesto que la mitad de los ingresos que genera la explotación de hidrocarburos proviene de este mercado.

En este sentido, la reducción de los volúmenes de gas natural demandados por Brasil, sumada a la reducción de los precios de exportación se traducirán en menores regalías, IDH y participación de YPFB en las utilidades de los contratos de operación y otros.

Por otra parte, más allá de la renta petrolera, resulta preocupante que esta situación se produzca en medio de la negociación de un nuevo contrato de compra-venta de gas natural entre Bolivia y Brasil.  Se  informó muy poco acerca de los avances de dicha negociación. 

Adicionalmente resulta importante remarcar la necesidad de que se gestionen   nuevos mercados para el gas natural boliviano/Página Siete