López revela corrupción en BTV y Paco afirma que dejó 30 casos

La ministra de Comunicación, Gisela López, reveló una red de corrupción en el canal estatal Bolivia TV, que en diciembre de 2014 adjudicó el proyecto multimedia y de equipos por 25 millones de bolivianos,"que nunca funcionó”. El caso fue denunciado ante  Ministerio Público. 
  
La exministra de Comunicación, Marianela Paco, explicó a Página Siete que en su gestión evidenció las irregularidades y por esa situación abrió 30 procesos de investigación en todo el Ministerio de Comunicación; de esos, cuatro involucraban a Bolivia TV.

Su antecesora, Amanda Dávila sostuvo que desconocía el hecho, porque  si bien el contrato se suscribió en su gestión (en diciembre de 2014), su ministerio recién recibía los balances e informes de auditoría hasta diciembre de 2015.  "Para ese año yo ya no era ministra”, dijo. 

 De acuerdo a la ministra López, Bolivia TV recibe apoyo económico de los saldos de un proyecto denominado Frontis por 280,5 millones de bolivianos, destinados al fortalecimiento institucional, mejora de los servicios televisivos, innovación tecnológica, extensión en la cobertura de señal y equipos, y unidades móviles en HD.

En ese marco, el canal estatal adjudicó proyectos y en cinco el Ministerio de Comunicación advirtió indicios de corrupción. "De esos cinco, uno fue remitido ante Ministerio Público. En el transcurso de los próximos días vamos a remitir toda la documentación de los otros casos”, dijo López.

El contrato remitido a la Fiscalía refiere al proyecto de Provisión,  Instalación y Puesta en marcha de Sistemas Televisivos e Informáticos con la empresa Autorec por un monto de  25 millones de bolivianos, firmado el 26 de diciembre de 2014.

En este caso estarían implicados  Gustavo Portocarrero, ex gerente general 2013-2014 (quien fue designado por el entonces ministro de Comunicación Iván Canelas, ahora gobernador de Cochabamba), Rubén Márquez ex gerente técnico y Lidia Peñarrieta, ex Gerente Administrativa-Financiera. A ellos se suman diez servidores y exfuncionarios públicos.

López reveló que incluso "hubo un intento -atribuible a los implicados- de provocar un incendio dentro del canal” para  eliminar  evidencias.  

De acuerdo a Paco, fue en su gestión que instruyó la investigación, pero -dijo- existía mucho hermetismo y resistencia por parte del gerente de Bolivia TV para entregar documentación. "Por eso se hizo el cambio, fue designado como gerente Marcelo Patzi, pero también tuvo dificultades, luego se designó a Gisela López para que transparente los procesos de la forma más rápida, aún así no se logró”, afirmó Paco y agregó que incluso tuvieron que contratar a un profesional y pedir apoyo al directorio del canal estatal, pero igual no avanzaba la investigación.

Las exministras, Paco y Dávila, aplaudieron la conclusión de la investigación.  "Está muy bien que la ministra haya finalizado la investigación en el canal que tiene autonomía administrativa y autonomía legal, entonces cualquier recurso que recibe es auditado por el mismo canal”, dijo Dávila.  
   
Otros  contratos
  • Segundo caso  Se refiere a la adquisición de sistemas de grabación y almacenamiento para la producción en HD con la empresa Autorec,  firmada el 23 de diciembre de 2014 por  5,8 millones de bolivianos.
  • Tercer caso  Es sobre la Adquisición de Cámaras HD para unidades móviles, también a la empresa Autorec, firmado el 4 de junio de 2014 por un valor de 18.4 millones de bolivianos. 
  • Cuarto caso  Es para la  Adquisición de Sistemas de Producción de Unidades Móviles para la producción en HD firmado con Autorec, el 29 de septiembre de 2014 por 10,5 millones de bolivianos.
  • Quinto caso  Es la Adquisición de 56 equipos transmisores de televisión a la empresa DTC, en septiembre de 2013. /Página Siete
Comparte
Síguenos en Facebook