Ortiz denuncia que Achá creó un Centro Corporativo "supra" al margen del directorio de YPFB

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, creó en su gestión y en contra de la voluntad del directorio y su estatuto, el Centro Corporativo, una instancia paralela con poderes “supra-institucionales”, afirmó el senador Óscar Ortiz.

P U B L I C I D A D 
 
“Las implicaciones que tiene la detención de la señora (Carmen) Tellería son muy graves, porque se le da la autorización de participar en un proceso (de adjudicación) sin ser funcionaria, lo que muestra que era una especie de supervisora (…). También fue designada como miembro del área legal de una instancia que Guillermo Achá en contra del directorio creó, como es el Centro Corporativo, una especie de un órgano supra, un equipo de ejecutivos que supervisaban todo, a la YPFB Corporación y a sus subsidiarias fuera del estatuto”, aseguró.

De ese modo explicó el legislador el alcance del Centro Corporativo, donde Tellería fungía, según su análisis y las propias declaraciones de los coimputados, como una persona de alta confianza del presidente de YPFB, con aval de participar en reuniones de alto nivel, incidir en la toma de decisiones e incluso dar directrices en los procesos de contratación, junto a otros personeros del entorno de Achá.

El organigrama de la estructura institucional de YPFB, según se ve en su página web, muestra como máxima instancia de decisión y autoridad al Directorio, seguido del presidente ejecutivo, del cual se desprende el Centro Corporativo, instancia por encima de la Vicepresidencia de Administración, Contratos y Fiscalización y la Vicepresidencia Nacional de Operaciones, ambas en el mismo nivel jerárquico.

Por debajo de las dos vicepresidencias se encuentra la Gerencia General de Refinación, Transporte y Logística, Gerencia General de Comercialización y la Gerencia General de Proyectos, Plantas y Petroquímica. De las gerencias se desprenden direcciones y unidades. Sin embargo, no figura la normativa que respalde la creación del Centro Corporativo.  

“Tellería fue secretaria del directorio, muestra una injerencia directa de alguien de confianza del señor Achá en el proceso, lo cual le complica nuevamente al señor Achá, porque si le da a alguien a participar en un proceso sin ser funcionaria, eso muestra que ponía a una especie de supervisora que actuaba en su representación”, sostuvo.

La gerente de YPFB Andina, Carmen Lola Tellería Guzmán, afirmó en su audiencia de medidas cautelares no ser funcionaria pública, pero reconoció haber participado en la “administración” del proceso de contratación para la compra de tres taladros a la italiana Drillmec, sin ser parte del Comité de Licitación. 

Guillermo Achá también se hizo nombrar director de los diferentes directorios de las diferentes subsidiarias de YPFB, con el propósito de tener mayor control administrativo y operativo.

La Fiscalía la apuntó como la mujer con “el poder soberano” sobre la estatal petrolera para participar de reuniones, contrataciones y otras actividades de alto nivel.

Durante la audiencia de medidas cautelares en la que se determinó la detención preventiva de la Gerente de YPFB Andina, por supuestamente haber influenciado negativamente en el curso del proceso de contratación y haber dado directrices para que Drillmec se adjudicara el contrato, Tellería Guzmán negó ser funcionaria pública y ser parte del Comité de Licitación.

Sin embargo durante su defensa oral ante la Jueza dijo que participó de la “administración” del proceso, lo cual no es lo mismo que participar del proceso de contratación como tal, según especifican los reglamentos internos de YPFB.

“No soy funcionaria pública, no dependo de YPFB”, dijo Tellería quien señaló ser politóloga de profesión a punto a licenciarse en abogacía y con suficiente experiencia en la gerencia de empresas. Citó que antes de ocupar el cargo de Gerente de YPFB Andina trabajó en YPFB Corporación.

Sin embargo y a pesar de las aseveraciones de Carmen Lola Tellería Guzmán, la suspendida Gerente de YPFB Andina en su última declaración jurada presentada el 3 de agosto de 2016 –en pleno proceso de adjudicación de Drillmec- figura como dependiente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos./ANF