Preocupa nivel de contaminación en Cochabamba

Todo el mes de junio, el cielo cochabambino amanece con una densa bruma, los pobladores tienen dificultad para respirar, es que el dióxido de carbono, polvo y hollín se asientan a pocos metros del suelo durante las madrugadas por el descenso de las temperaturas. Esto que genera molestia en las vías respiratorias y ojos de la población es la contaminación ambiental.

Según los registros de la Red de Monitoreo y Calidad del Aire (MoniCA), publicados por el blog de “Noticias Ambientales de Cochabamba” el centro y sur de la ciudad se mantienen permanentemente en situación “regular”, próxima a ser “mala”, por lo que, a días de la fiesta de San Juan, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua comunicó la prohibición de encender fogatas, como una de las medidas inmediatas.

Asimismo, el presidente de los productores de ladrillos, Felix Maita, informó que tienen dos propuestas para el cambio de tecnología en sus hornos y así generar menor contaminación.

Según informó el diario loca Los Tiempos, en días pasados, la Alcaldía inició procesos a 40 ladrilleros por diversos delitos, entre ellos el medioambiental. Nueve de ellos ya declararon.

Este sector dijo que está dispuesto a mejorar su infraestructura a fin de no ser trasladado de Ch’ampa Rancho, sur de la ciudad.

Una de las propuestas contempla inversiones de entre 7 mil y 8 mil dólares por horno. Se trata de una estructura de hormigón parecida a un iglú con chimenea. Permite que los gases calientes circulen dentro quemando los ladrillos, reducen el consumo de gas y produce 40 mil ladrillos por quema.

La segunda propuesta es la modificación de sus fábricas con tapas en sus hornos, un extractor de aire y un lavador de gases.

Maita expresó que ambas propuestas fueron planteadas a la Alcaldía el 15 de mayo, pero no hubo respuesta. “Estamos dispuestos a invertir en cualquiera de los hornos pese a que uno de ellos genere menos ladrillos”.

El sector espera la atención de las autoridades y, pese a las diferencias, aseguró que respetará la pausa ecológica y dejará de trabajar del 15 de junio al 15 de julio.

FACTORES CLIMÁTICOS

La temperatura mínima pasó de estar por los 12 grados Celsius a 9, durante el fin de semana, según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi). Empero, el descenso continuará y se estima que hasta el martes se llegue a siete grados. No obstante, el registro de las máximas se mantendrá entre 26 y 27 grados Celsius.

Ante esta situación, la Red MoniCA registró Índices de Calidad del Aire (ICA) entre 70 y 80 de partículas PM 10, que señala un ambiente “regular” en las estaciones de monitoreo del parque Kanata y la Fuerza Aérea.

Por otro lado, en Coña Coña, si bien el registro es de “buena” calidad del aire, se señala 44 de ICA, a tan sólo seis puntos de llegar a regular. La única zona de la ciudad, cuyo aire es bueno, es el norte, con 33 de ICA, según publicó Los Tiempos.

Debido a la calidad del aire regular, se recomienda a la población evitar realizar ejercicios al aire libre en horas de la mañana, exponerse a lugares con bastante flujo vehicular y tomar líquido. Las personas vulnerables —niños menores de cinco años, adultos mayores, embarazadas y con problemas respiratorios— son las que principalmente deben seguir las recomendaciones.

PARQUE AUTOMOTOR

El principal contaminante de la ciudad, según la Red MonICA, es el PM10, material constituido por partículas de suspensión que representan el polvo, cenizas, condensación de hidrocarburos provenientes de los automóviles y el humo de tabaco en el ambiente

El incremento de la polución, principalmente en la zona sur de la ciudad, registró índices entre 95 y 150 µg/m3, en el oeste 80 y 100 µg/m3, y en la zona norte 95 µg/m3, durante la primera semana de este mes.

Hasta el momento, en Cochabamba no se conocen políticas concretas para evitar que en la ciudad transiten vehículos con más de dos décadas de antigüedad, pese a que la normativa medioambiental lo prohíbe.

El monóxido de carbono no tiene olor por lo que las personas no se percatan de lo que están inhalando. Los afectados, en primera instancia, sufren de dolores de cabeza, pierden el conocimiento y cuando más pasa el tiempo, el corazón queda afectado con arritmias./El Diario