“Tía” de Gabriela Zapata: “Me arrepiento haber tapado el hambre a una malagradecida”

Pilar Guzmán, la denominada “tía de cariño” de Gabriela Zapata, aseguró ayer que se arrepentía “de haber tapado el hambre a una malagradecida”, y negó que ella haya recibido dinero para reemplazar al hijo del presidente Evo Morales.

Ayer, luego de que se suspendiera el desfile identificativo en el caso de trata de personas, donde se investiga la supuesta suplantación del “hijo” que Morales reconoció en abril de 2007, la “tía” de Zapata volvió a dar declaraciones a la prensa, luego de un mes y un año de ser enviada con detención preventiva al penal de mujeres de Obrajes.

EL DIARIO preguntó a Guzmán cuál es su opinión del descargo de Zapata, señalándola a ella y su entorno como los responsables de montar este caso con la ayuda de los que entonces eran sus abogados, Walter Zuleta y William Sánchez, pero Guzmán negó referirse al tema y declaró estar arrepentida de haber ayudado a Zapata.

“MALAGRADECIDA”

“No le voy a decir nada sobre eso, ella que siga mintiendo, que siga diciendo lo que quiera. Lo único que le voy a decir es que me arrepiento de haber tapado el hambre a una malagradecida (…) Pero en su momento esas mentiras la van a apretar de tal forma que le van a quitar el aire”, declaró molesta Guzmán.

Aseguró que nunca recibió dinero de Zapata y, al contario, reveló que había empreñado su vehículo BMW para pagar los gastos de la expareja del presidente Morales.

“Pero ustedes no saben cómo sabe manipular, presionar y amenazar Gabriela (Zapata)”, declaró a nuestro medio.

PROCESO ABREVIADO

Dentro de este proceso, la madre del menor, considerado una de las víctimas, se sometió a un proceso abreviado y fue condenada a tres años de cárcel, pero se benefició al perdón judicial por lo que ya salió en libertad.

Guzmán negó haber acudido a este recurso por considerarse inocente del delito de trata de personas/El Diario