Tres regiones concentrarán el 72% de la población

Para el año 2020; los tres departamentos del eje central, Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, albergarán al 72% de la población en Bolivia, según la proyección demográfica realizada con los datos del Censo de Población y Vivienda del 2012 y que fue publicada por la Fundación Jubileo. Los datos del Censo establecieron que el número de personas que se registró en esa gestión llegó a las 10.059.856, en tanto que para la gestión 2017 la cifra subió a 11.145.770 y para el año 2020 alcanzará a 11.633.371 habitantes (para conocer la población por departamentos ver los cuadros). Finalmente, para el año 2020, se prevé que el 59% de la población tendrá entre 15 a 59 años de edad y estará entre la población económicamente activa.


Los departamentos que más crecerán. El departamento de Santa Cruz se constituirá en el más poblado y su incremento entre estos años será mucho mayor, sumando 218.383 nuevos habitantes, con una tasa del crecimiento de 2,18%, la segunda en todo el país.

Otros departamentos que crecerán a tasas superiores serán: Pando, con 3,3%, y alcanzará a 154.355 habitantes; seguido por Santa Cruz que tendrá 3.370.059 de personas, y Tarija llegará que llegará a 583.330 habitantes, con un ritmo de crecimiento de 1,73%.

En el otro extremo, los que avanzarán poco están Chuquisaca, Potosí y La Paz tendrán tasas menores a 1% de crecimiento de sus poblaciones. Por ello desde esta gestión, 2017, hasta el 2020 el incremento poblacional en el departamento paceño será de 64.492, habitantes, una cifra menor a los incrementos de Santa Cruz y Cochabamba. 

Plan para la región metropolitana cruceña. El arquitecto Fernando Prado indicó que este crecimiento puede traer un problema en la región metropolitana de Santa Cruz. Agregó que la capital cruceña puede contar con cierta estructura institucional para este crecimiento, pero los otros municipios que se encuentran alrededor, como La Guardia, Porongo o Warnes, no. 

“Entonces hay que poner en práctica el plan de la región metropolitana y eso es responsabilidad de la gobernación cruceña, donde se tiene que juntar a los seis municipios para la realización de un plan único donde se vea el tema del transporte, educación y otros puntos”, detalló.

Dijo que ya no se puede tener un solo plan para cada municipio, y puso como ejemplo el tema transporte, donde miles de personas se movilizan de un municipio a otro a diario, produciéndose la conurbación de varios de estos centros, y por ello se necesitaría un plan único para todas estas poblaciones.

Patrón poblacional viene de mucho tiempo. En tanto, René Pereira, director del Instituto de Investigaciones de Sociología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), dijo que hace un tiempo en Bolivia se esta observando un patrón de población, fuertemente concentrado, en lo que viene a ser el eje metropolitano.  

“Esto se ve principalmente en lo que viene a ser Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, donde se ha visto una estampida de la población rural hacia las principales ciudades y sus conurbanos”, destacó.

Explicó que esta movilización se ha visto, por ejemplo, en La Paz donde la gente que vive en las áreas rurales en el departamento paceño, está llegando a El Alto, Viacha y otras poblaciones del área metropolitana, menos a La Paz porque la misma está creciendo en forma negativa.

También dijo que otro fenómeno muy importante, y el mismo ha estado llamando bastante la atención, es el crecimiento de la población urbana. “Si bien es importante el crecimiento de las ciudades, se ha visto que el mismo es constante en la periferia”.

Entonces este viene a ser, destacó, el gran desafío de la urbanización boliviana: la periferización, donde la gente llega a las áreas del borde de los municipios, “lo que significa un crecimiento vulnerable”, complementó.

Preocupa esta situación, agregó, porque en las periferias se carece de los principales servicios básicos, y en muchos casos, las viviendas son autoconstrucciones. 

Concentración de poder. Para Osvaldo Peñafiel, sociólogo, existe un centralismo en los tres departamentos del eje, porque no es extraño, agregó, que en sus capitales exista concentración de población, poder económico y servicios. “Entonces no es casualidad que más del 70% de la población fije su residencia en el eje, porque sus capitales cuentan con todo lo que atrae a la población del resto del país”, destacó.

También dijo que pueden presentarse como ciudades atractivas para el empleo, pero si se revisa la economía de los tres departamentos, se está viendo que la misma aún basa su producción en el servicio y en actividades comerciales, “sobre todo en las terciarias o economía informal”.

“Se necesita poner en práctica el plan de la región metropolitana, donde participen los seis municipios cruceños para trazar un plan único”

Fernando Prado
Arquitecto

“Preocupa el crecimiento en las periferias, porque carecen de los principales servicios básicos y sus viviendas son autoconstrucciones”

René Pereira
Instituto de Investigaciones de Sociología de la UMSA

Crecimiento
Causas para el desarrollo de la estructura económica cruceña

Fernando Prado, arquitecto, indicó que el crecimiento del departamento cruceño se debe a que tiene una región con un modelo de desarrollo, en el cual el capitalismo, en años anteriores, ha contado con espacios para poder moverse. “Entonces ha desarrollado una estructura económica y productiva muy fuerte que no se ha visto en otros departamentos, por ejemplo”.

Agregó que pese a haber tenido los problemas que generalmente afronta el sistema capitalista en cualquier región del mundo, se tiene un centro que concentra una importante cantidad de capital que llega de otras regiones y departamentos de Bolivia.

“¿A dónde está llegando la plata que viene de afuera? Difícil que esté yendo a Potosí, Oruro o Chuquisaca, por ejemplo, entonces vienen a Santa Cruz y se invierte para construir urbanizaciones, restaurantes, edificios y una serie de inversiones que ayudan al crecimiento”, destacó el arquitecto ante la consulta.

Europa
Preocupa descenso de natalidad

El continuado descenso de la natalidad en los países europeos dificulta un ordenado reemplazo intergeneracional, incrementa el envejecimiento de la población y pone en riesgo la pervivencia del sistema de pensiones. La razón de este descenso, como señala la profesora de Geografía Humana en la Universidad de Navarra, España, Dolores López, no es ajena a las dificultades con las que se encuentran las parejas para conciliar la vida laboral con la vida familiar.

El llamado “invierno demográfico” afecta a todos los países de la Unión Europea, siendo Portugal el país con menor tasa de fecundidad, apenas 1,23 hijos por mujer en edad fértil.

Entonces con una esperanza de vida al nacer cada vez mayor, alrededor de los 85 años en países como Italia, Francia o España, el número de pensionistas crece imparablemente mientras el número de cotizantes disminuye. 

Ante esta situación, se barajan distintas propuestas; una de ellas consiste en elevar la edad de jubilación tanto como sea necesario, lo que tendría no pocos efectos negativos. Entre ellos, la dificultad con la que se encontrarían los jóvenes en la actualidad para acceder a un mercado laboral saturado, por ejemplo. 

América Latina
Preocupa creciente en el área urbana

En la actualidad Latinoamérica no corre riesgo de sobrepoblación, pero sí preocupa el crecimiento en las zonas urbanas.

Actualmente el 70% de la población latinomericana es urbana debido a las corrientes migratorias del último medio siglo hacia las grandes urbes como Buenos Aires, Lima, Bogotá, Caracas, Sao Paulo, Río, o Ciudad de México, donde en algunos casos la población llega a los 20 millones de habitantes.

Entonces las ciudades que reciben cada día a miles de nuevos residentes y donde millones viven en condiciones muy precarias, sin acceso a servicios básicos como agua potable, alcantarillado o electricidad.

Por ello desde varios ámbitos, incluida Naciones Unidas, se han intensificado últimamente los llamados sobre el reto de una población global de acelerado crecimiento. Uno de los que más ha alertado sobre los desafíos de la sobrepoblación mundial es el economista Jeffrey Sachs, autor de Economía para un Planeta Abarrotado. Según Sachs, estabilizar la población es un imperativo global.

Entonces el crecimiento poblacional acelerado plantea varios desafíos para la humanidad en su conjunto. En primer lugar, el crecimiento del número de personas que vive en pobreza extrema, actualmente cerca de mil millones de personas, dentro de un marco de desigualdad global creciente. En segundo lugar, el deterioro medioambiental, principalmente el cambio climático global. 

Y por último, y en parte como resultado de los dos primeros, el auge de los fundamentalismos, no solo de corte religioso, sino también político.

Se espera que ante estas situaciones se pueda mejorar./El Día