Despiden con honores a policía abatido en atraco a joyería que será enterrado en Quillacollo

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, entregó hoy una Enseña Nacional a la familia del policía, Carlos Gutiérrez, que fue abatido por los delincuentes que intentaron atracar la joyería Eurochronos, en la ciudad de Santa Cruz.

Los restos del oficial de la Policía fueron despedidos con honores por parte de sus jefes y camaradas, para que sean trasladados a su ciudad natal de Quillacollo, ubicado a 13 kilómetros del municipio de Cochabamba, donde será enterrado.

"Quiero entregar este estandarte nacional a la señora madre, para que acompañe el cotejo fúnebre y quede en constancia simbólica que estamos entregando a un verdadero patriota, a un héroe de la defensa de la seguridad ciudadana, de los derechos de la población cruceña y el pueblo boliviano", dijo la autoridad, al ingresar al velorio del oficial.

Ayer, Bolivia vivió el episodio más violento de su historia penal cuando una célula del mafioso brasileño Primer Comando Capital (PCC) intentó asaltar una joyería en la ciudad de Santa Cruz (este), que saldó con la muerte por bala de una empleada del establecimiento, un teniente de policías y 3 de los 4 atracadores.

Gutiérrez fue herido de muerte por los delincuentes, mientras intentaba colocar un cerco de seguridad en inmediaciones de las avenidas Velarde e Irala, mientras los delincuentes disparaban contra los policías, y en su afán de preservar la vida y seguridad de conductores y transeúntes que circulaban por esa zona.

Romero destacó que Gutiérrez, quien fue ascendido de forma póstuma de teniente a capitán, fue uno de los policías más aventajados de su generación, mostró mucha honestidad y una innata vocación de servicio.

"Lo menos que podemos hacer, por consciencia moral, es agradecer y rendir homenaje al trabajo del policía boliviano; un trabajo valiente, arriesgando su vida ante estas organizaciones criminales", agregó.

Por su parte, el comandante departamental de la Policía, Rubén Suárez, entregó el sable oficial del policía.

En medio de lágrimas y congoja manifestó que "no hay palabras para expresar el dolor que sentimos como familia del Verde Olivo".

Los restos del policía fueron trasladados posteriormente al aeropuerto de Viru Viru, para ser transportados, mediante una combinación aérea, a Cochabamba./ABI