Indagan a quienes tuvieron contacto con red de pedófilos

“Los miembros de esta red internacional de pornografía infantil utilizaban un sistema de pagar por ver; no siempre era con dinero, pues para ser miembro de un grupo y recibir material, una persona debía enviar un video de pedofilia”, explicó el coronel Johnny Aguilera, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz. 

Explicó que el operativo denominado Tantalio, que se desarrolló entre marzo y abril de este año, y que terminó con tres detenidos en Bolivia, continúa y que realizó requerimientos a las telefónicas para determinar quiénes tuvieron contacto con la red de pedófilos. 

Aguilera aclaró que se debe realizar una indagación a cientos de números de teléfono en todo el país. Por otra parte, sobre los reportes periodísticos que desde España señalaban que en Bolivia había siete detenidos por este caso, confirmó que son solo tres. 

La nota del diario El Mundo de España da cuenta de que en el operativo, desarrollado desde 2016, encabezado por la Policía Nacional de España, se detuvo a 50 personas de 15 países. 

Piden más control en el país
Personas entendidas en esta temática creen que las detenciones de bolivianos en estas redes internacionales de pedófilos deben servir para tomar medidas preventivas en el país. 

“En lo operativo y en leyes no hemos profundizado en pornografía infantil; la Policía debe tener una unidad para pericias informáticas; también realizar controles porque en Santa Cruz hay lugares donde se vende pornografía infantil”, dijo Jéssica Echeverría, de la Red Ciudadana contra el infanticidio y abuso infantil. 

El excomandante de la Policía de Santa Cruz Rolando Fernández señaló que en nuestro país no siempre se está pendiente de este “nuevo tipo de delincuencia” que hay en el mundo, pero que lo importante es que se está empezando a ‘despertar’ iniciativas como patrullajes cibernéticos como ocurre en otros países. 

Modus operandi 
El sicólogo Rashid Guardia señala que se conoce que el modus operandi de estas bandas de pedófilos es circular en vehículos de lujo por zonas alejadas y tomar fotografías a menores de edad. Luego pasan la información a otras personas que ejecutan la violación y filmación de los menores en un par de horas para venderlas al exterior. “Los vecinos deben organizarse y denunciar cualquier acción sospechosa en sus barrios”, dice. 

Echeverría señala que en algunos mercados venden pornografía y que incluso se puede conseguir videos de pedofilia. “Los pedófilos manejan símbolos para reconocerse entre ellos como mariposas, osos o algún juguete”, asevera. 

Sanciones
El exfiscal Jaime Soliz señala que el artículo 308 del Código Penal castiga los hechos de violación contra infantes con penas de 20 a 25 años, mientras que el artículo 323 establece de 10 a 15 años de prisión para quien incurra en el delito de pornografía y que la pena se agrava en un tercio si la víctima es menor de edad.

Aguilera señaló que el solo hecho de tener y difundir pornografía infantil es un delito. Soliz indicó que las personas que reciban este tipo de material deben denunciarlo y no convertirse en cómplices/El Deber