Juez apunta a la Fiscalía y al Gobierno por la liberación de atracador

El juez Sexto de Instrucción en lo Penal de La Paz, Fernando Rivadeneira, insinuó que la Fiscalía y el Ministerio de Gobierno también son responsables de la liberación del brasileño Antonio Adán Da Silva Costa, que el pasado jueves encabezó un asalto armado a la joyería Eurochronos de la ciudad de Santa Cruz.

El 23 de junio de este año, Rivadeneira otorgó el beneficio de la detención domiciliaria a Da Silva Costa, que estaba encarcelado en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro acusado de provocar lesiones graves a un oficial de la Policía.

Sin embargo, el juez, al momento de justificar su accionar, dijo que llama "poderosamente la atención” que el Ministerio de Gobierno y la Fiscalía no se hayan presentado en la audiencia donde se resolvió la detención domiciliaria del brasileño.

Da Silva Costa "estaba (preso) por lesiones graves que habría producido a un oficial de la Policía, (pero) lo que llama poderosamente la atención es que pese a esta situación, no se apersonó (a la audiencia) el Ministerio de Gobierno, tampoco el Ministerio Público se ha hecho presente”, dijo.

Según el juez, en el caso específico del Ministerio Público, no se apersonó a esa audiencia pese a que supuestamente su autoridad habría "oficiado para que por favor esté presente un fiscal”.

"Se ha oficiado al Fiscal de Distrito y lastimosamente no hubo una respuesta, entenderán que una audiencia de cesación no se puede suspender”, remarcó Rivadeneira, a tiempo de asegurar que el policía que denunció ser víctima tampoco "ha reclamado ningún elemento”.

Además dijo que el brasileño ya estaba detenido preventivamente por 30 meses y las normas vigentes en el país no permiten que una persona se encuentre en esa condición sin una sentencia condenatoria.

Por ello, según el juez, la defensa de Da Silva Costa aprovechó la ausencia de los acusadores y las partes coadyuvantes para sustentar los elementos para su liberación.

El ciudadano brasileño debía cumplir su detención domiciliaria en la localidad de Guayaramerín, Beni, pero decidió vulnerar esa medida sustitutiva y encabezó un violento asalto a una joyería de la capital cruceña.

Rivadeneira agregó que si hubiera conocido todos los antecedentes del antisocial, la decisión que tomó habría sido otra.

Más adelante reconoció que se incurrió en un error y se solidarizó con los familiares de las personas que fallecieron en el atraco a la joyería Eurochronos, que fue frustrado gracias a una intervención inmediata de la Policía.

Al momento, Rivadeneira continúa ejerciendo sus funciones en el Juzgado Sexto y además es postulante a un cargo del Consejo de la Magistratura.

Posición del Ministerio Público de La Paz

Según fuentes de la Fiscalía de La Paz, no correspondía que Rivadeneira atienda la audiencia donde se liberó al peligroso antisocial porque su caso era tratado en la jurisdicción del Beni.

El Ministerio Público alegó que no hay ni siquiera la declinatoria de jurisdicción que debía emitir el juez de Beni, José Luis Vaca Villarroel, para enviar el cuaderno de investigaciones del acusado a La Paz.

Por tanto, según la Fiscalía, sin resolución de declinatoria de jurisdicción, el fallo judicial iba ser nulo y oportunamente se habría alertado a Rivadeneira sobre esa posibilidad. Pero aún así el juez llevó adelante la audiencia de cesación de detención del brasileño./ANF
Comparte
Síguenos en Facebook