Ministro de Minería niega que empresas chinas tengan algún privilegio en el país

El ministro de Minería, César Navarro, negó hoy que las empresas chinas tengan algún privilegio en el país. Desafió a los expertos en extractivismo demostrar que las transnacionales asiáticas no cumplen con sus obligaciones tributarias en el país. 

"Me gustaría saber lo que expresan los expertos porque cualquier empresa tiene que tener primero su registro a nivel nacional, ninguna empresa nacional o extranjera tiene ningún tipo de privilegio y todas pagan el mismo canon de arrendamiento o el mismo porcentaje de regalía de acuerdo al mineral y pagan el mismo tributo", aseguró el titular de Minería en Palacio de Gobierno.

El Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib) alertó que el Decreto Supremo 2574 del 31 de octubre de 2015, no sólo crea procedimientos y tratos extraordinarios a las empresas chinas en el país, sino que también impone a algunas instituciones estatales a aprobar y ejecutar proyectos con financiamiento chino.

Sin mencionar dicho decreto, Navarro insistió que "todas las actividades mineras de cooperativas, empresas privadas y del Estado pagan (sus impuestos), eso demuestra que no hay privilegios para ningún tipo de capital y origen".

Consultado sobre cuál es la expansión de la presencia china en Bolivia con inversión de capital y financiamiento en la actividad minera, señaló que está en varios departamentos, pero no precisó los recursos económicos que mueve en el país. 

"La actividad china tiene presencia en diferentes departamentos del país; está haciendo diferentes actividades, en el caso de Potosí ha hecho una inversión en el ingenio de 1.000 toneladas la empresa china Jhunjhi pero deben cumplir con sus propias obligaciones, nosotros en el caso del Mutún estamos accediendo a un contrato chino, pero quiénes van administrar y dirigir el Mutún son los bolivianos, entonces simplemente se está cumpliendo el contrato", aseguró.

El Cedib alertó que las empresas chinas en el país cuentan con normativa específica que les permite procedimientos "blandos" para acceder a contrataciones estatales millonarias, la mayoría por invitación directa. Los créditos financieros provenientes del EximBank de la República Popular de China, lejos de ofrecer ventajas, condicionan la ejecución de recursos bajo reglas propias.

El decreto 2574 autoriza la contratación de obras, bienes y servicios, bajo procedimientos y condiciones específicas para la ejecución de proyectos a financiarse en el marco de contratos de préstamo a ser suscritos entre el Estado boliviano y el Banco de Exportaciones e importaciones de la República Popular China Eximbank.

Según el análisis del Cedib, el tratado de protección recíproca de inversiones firmado con China en 1992 y que ingresó en vigencia el 96, prácticamente sigue inalterable, contrariamente a las modificaciones realizadas a los tratados con Brasil, Estados Unidos y otros países. Dijo que por ejemplo, la normativa vigente ya no introduce la figura de las concesiones sobre los recursos naturales, pero que en el tratado con el país asiático se mantiene./ANF
Comparte
Síguenos en Facebook