Oriente queda al borde de la eliminación en la Copa al caer como local

Oriente Petrolero quedó al borde del precipicio de la Copa Sudamericana después de caer la noche de este martes como local frente al argentino Atlético Tucumán (2-3), en partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana disputado en el estadio Tahuichi Aguilera de Santa Cruz.

Luis Rodríguez, a los 8 minutos, Bruno Bianchi (26) y Fernando Zampedri (44), todos en el segundo tiempo dieron vuelta el marcador a favor de los tucumanos.

El uruguayo Maximiliano Freitas había hecho los dos tantos orientales. El primero apenas a los 2 minutos de iniciadas las acciones y el segundo cuando emparejó de manera parcial (2-2) a los 42 de la segunda parte.

Caer en casa es un “pecado capital” en una llave de apenas dos partidos, ida y vuelta. El conjunto nacional quedó en desventaja para la revancha del 1 de agosto en Tucumán; y encima perdió por expulsión a su arquero titular Pedro Galindo.

Parecía que Oriente allanaba temprano el camino hacia el triunfo con el tiro cruzado de Freitas (2’) luego de superar a Cristian Lucchetti.

Fueron minutos de un juego vertiginoso que imprimió el albiverde en procura de lograr una buena diferencia. El travesaño le negó a Marcel Román la posibilidad de aumentar.

Pero poco a poco el argentino agarró las riendas del juego y se acercó con peligro al arco rival: por ejemplo, Zampedri hizo pegar la pelota en el travesaño.

En el segundo tiempo, Atlético Tucumán dio vuelta el marcador a partir de un error del mediocampista local Damián Lizio, quien perdió la pelota en salida y luego una triangulación entre Gervasio Núñez, Zampedri —quien estaba adelantado— y Rodríguez le permitió a éste anotar el 1-1 (8’)

Bruno Bianchi puso el 1-2 con un cabezazo desubicando a Galindo a los 26 minutos.

Dos minutos después (28), el golero de Orienet vio la tarjeta roja por un pisotón contra un adversario caído.

Freitas devolvió un poco la esperanza con otro potente tiro a los 42 para el 2-2, con la complicidad de un rebote de la pelota en un zaguero.

Pero no duró nada, porque Zampedri, el goleador del conjunto argentino, no perdonó en la siguiente acción y de cabeza puso el 2-3 definitivo (44) para que Tucumán diera un paso casi definitivo hacia octavos de final.

Dirigió las acciones el ecuatoriano Juan Albarracín, a quien asistieron sus compatriotas Byron Romero y Christian Lezcano/La Razón
Comparte
Síguenos en Facebook