Puerto Busch puede convertirse en salida soberana al Atlántico

El secretario ejecutivo del Comité Federal de la Hidrovía Paraguay-Paraná, José Galetti, informó que un sector importante del empresariado de Bolivia ha hecho saber su firme inclinación por potenciar su salida por la hidrovía al Atlántico, un objetivo que ciertamente tiene varios años de proyecto y también de acción, aunque con resultados que se hacen esperar.

A través de la Hidrovía Paraguay-Paraná, Bolivia podría contar con un puerto estatal soberano en aguas consideradas internacionales, útil para el transporte de carga a ultramar, reduciendo su dependencia de los puertos chilenos.

HOLANDA

El Gobierno de Holanda concluyó un estudio encomendado por el Gobierno de Bolivia en 2013 sobre el desarrollo de Puerto Busch. Sin embargo, las autoridades del Ministerio de Obras Públicas, aparentemente, ignoraban el proyecto.

El diplomático de dicha legación, que cerró sus oficinas en Bolivia en ese año, Ronald Muijzert, informó a EL DIARIO que el proyecto estaba calculado entonces en unos $us 14.000 millones y que fue elaborado a solicitud expresa del Gobierno del presidente, Evo Morales, dada la experiencia de Holanda en obras hidráulicas de envergadura.

HURACÁN KATRINA

Holanda, parte de los denominados países bajos, apoyó a Estados Unidos en la reconstrucción de la costa oeste, Alabama y las salientes de Florida, que fueron azotadas en agosto de 2005 por el huracán Katrina, calificado como uno de los más destructivos en la historia reciente de Estados Unidos.

COMERCIO CRUCEÑO

En la hidrovía, los productores de Santa Cruz cuentan desde hace varios años con Puerto Gravetal, Puerto Aguirre y Puerto Jennefer, mientras que el Estado tiene una posición física de dominio en lo que todos conocemos como Puerto Busch, para el que perfila un “megaproyecto” de desarrollo de vanguardia e independencia.

Ellos dicen que las pérdidas por los distintos conflictos en los puertos de Chile les han provocado pérdidas millonarias. Hoy día por estos puertos privados se mueve alrededor de un millón y medio de cargas entre exportaciones e importaciones, dijo una publicación del periódico El País de Uruguay.

DÉBIL INFRAESTRUCTURA

Sobre este último punto, las informaciones que tenemos confirman de alguna manera que Puerto Busch ya está funcionando al extremo que existe un muelle para amarrar un tren completo de barcazas que es el que periódicamente está transportando mineral de hierro a puertos de Argentina. Más aún: por esta vía están llegando a puertos argentinos unos dos millones de toneladas de mineral que absorbe la industria argentina./El Diario