Romero: Pistolero disparó a Roxana Serrano Franco

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, reveló que uno de los pistoleros, lo más probable brasileño, disparó en el cuello a la contadora de la atracada Joyería EuroChronos, Roxana Serrano Franco, que tenía por rehén, durante el violento asalto frustrado registrado este jueves en el centro la ciudad boliviana de Santa Cruz.

Serrano Franco, filmada por teléfonos celulares a la distancia y cuyas imágenes fueron reproducidas hasta la viralización por las redes sociales, "trata de liberarse de unos de los atracadores que la sostenía y apuntaba con arma de fuego. (La mujer) hace un movimiento intentando liberarse de su captor y, en ese momento, (él) dispara", relató Romero durante una conferencia de prensa más de tres horas después del violento crimen.

Serrano Franco perdió la vida.

Las difundidas imágenes de teléfonos portables dan la impresión que Serrano Franco recibe un disparo de franco tirador y que su captor, uno de los atracadores, hombre que frisa los 30, de aspecto robusto, vestido de jeans y camisa blanca, al verla caer escapa hacia el interior del establecimiento asaltado.

Las imágenes dejan ver que tras caer, Serrano Franco que vestía pantalones de color negro y casaca celeste y antes de recibir el disparo aparece atenazada por su captor, da signos de vida.

Serrano Franco "resulta gravemente herida y con posterioridad pierde la vida" en un nosocomio, reseñó el Ministro.

El repaso de las imágenes captadas desde una situación de cámara alta con acercamiento de focos, describe que el captor de Serrano Franco recibe, apenas ella da por el piso sangrante, una andanada de tiros efectuados por policías que tenían acordonado el sector.

El más violento de los atracos de la historia del crimen de los últimos 50 años en Bolivia se cobró la vida de al menos 5, entre ellos Serrano Franco, un teniente Carlos Gutiérrez y 3 de los asaltantes.

Los atracadores, según Romero, miembros del mafioso brasileño Comando Capital, llegaron a la joyería, una de las más suntuarias de Bolivia, con ametralladoras y munición de guerra, es decir una provisión de 240 cartuchos. 

Llevaban "cargadores dobles con cinta masquín, tiene doble cargado; cada uno (de los atracadores (entre ellos un boliviano Edwin Landívar Dorado) tenía 8 cargadores. En totalmente aproximadamente 240 proyectiles", describió Romero./ABI
Comparte
Síguenos en Facebook