Tony Blair cree que Europa puede ser flexible con la libertad de movimiento y evitarse el Brexit

El exprimer ministro laborista Tony Blair anunció el pasado mayo su intención de volver a la escena política en el Reino Unido. No se presentaría a las elecciones ni dejaría de lado sus fundaciones, pero mostró su intención de «reconectar con los votantes». Así lo ha hecho este sábado en un largo artículo publicado por su propio instituto político, el Instituto Tony Blair para el Cambio Global, en el que el antiguo mandatario señala que la UE puede considerar cambiar el concepto de la libertad de movimiento para acomodar las preocupaciones del Reino Unido sobre la inmigración, lo que podría evitar el Brexit.

Blair, del ala derecha del Partido Laborista, escribe que «la voluntad del pueblo» británico favorable a dejar la UE, manifestada en el referéndum del 23 de junio de 2016, podría cambiar a medida que progresan las negociaciones con Bruselas para salir del bloque y se evidencian las dificultades.

El exjefe de gobierno señala que los actuales dirigentes, incluido el laborista Jeremy Corbyn, «deberían al menos encabezar un debate como es debido con todas las opciones delante». Una consideración racional de todas las opciones «debería incluir la de negociar que el Reino Unido permanezca dentro de una Europa preparada para reformarse y que nos venga a encontrar en un punto medio», argumenta.

«La reforma está ahora en la agenda de la UE. Los líderes europeos, ciertamente en mis conversaciones, están dispuestos a considerar cambios para acomodar al Reino Unido, incluido en torno a la libertad de movimiento», asegura. «Sin embargo, esta opción está excluida (del debate)», lamenta.

Los británicos votaron por un 52% frente al 48 % a favor de salir de la UE en base a la promesa, abanderada por los conservadores, de que así el Reino Unido podría recuperar el control sobre sus fronteras y frenar la inmigración.

Hasta ahora, Bruselas ha sostenido que el país no podrá tener pleno acceso al mercado único comunitario ni a la unión aduanera -los beneficios que más le interesan- si no acepta el principio clave de la libertad de movimiento, por el que los ciudadanos del bloque pueden residir y trabajar en todo su territorio.

Blair, cuyos partidarios en el Parlamento han protagonizado en el último año varios intentos infructuosos de derrocar a Corbyn, admite que actualmente los británicos aún consideran que «Brexit significa Brexit, o sea, salir de la UE y de sus instituciones, por lo que «por ahora no hay base para un segundo referéndum».

Pero advierte de que también desean una relación fuerte con el bloque comunitario y una mayoría se opone a un Brexit duro -sin acceso al mercado único-, como pusieron de manifiesto las pasadas elecciones generales, cuando la líder conservadora Theresa May perdió su mayoría absoluta.

Hacer concesiones
El antiguo dirigente laborista cree que, al tiempo que la opinión pública británica puede evolucionar, en la UE hay países que también cambiarán su postura. «Los franceses y los alemanes comparten algunas de las preocupaciones británicas, notablemente en torno a la inmigración, y harían concesiones en cuanto a la libertad de movimiento», insiste.

Blair analiza también el resultado de las elecciones del 8 de junio y, aunque concede que el socialdemócrata Corbyn, que ganó 30 diputados para el Laborismo, hasta 262, obtuvo un «destacado resultado», avisa de que no debe sobreestimarse.

Despejando los rumores de las últimas semanas, aclara que él no aboga por «formar un nuevo partido», pues, entre otras cosas, el particular sistema electoral del Reino Unido dificultaría que prosperara.

En respuesta al artículo de Blair, el diputado laborista Frank Field le acusó de ser «un lobo con piel de cordero». «Si yo estuviera en la UE y quisiera cambiar la opinión pública en este país sobre la decisión de salir del bloque, no utilizaría a Tony Blair», declaró al programa Today de Radio 4 de la BBC.

En este mismo programa, Blair se negó a revelar sus fuentes en la UE, que le habrían indicado la posibilidad de replantear la libertad de movimiento, pero aseguró que no hizo las afirmaciones «a la ligera»./EFE
Comparte
Síguenos en Facebook