ABC inició juicio penal contra la española Corsan-Corviam

La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) inició juicio  en contra de la empresa  Corsán Corviam por daños y perjuicios ocasionados al Estado boliviano por el abandono de obras e incumplimiento de contrato en las obras que realizaba en el país.

La presidenta de ABC, Noemí Villegas, informó  que esto se realiza paralelamente al cobro de las boletas de garantía.

"Estamos procediendo a activar las cláusulas penales en contra de las empresas y lo mismo que hemos hecho con Ixiamas-San Buenaventura con Corsán Corviam, hemos presentando en materia fiscal de turno de la ciudad de La Paz  la denuncia por daños y perjuicios al Estado por Quiquibey-Yucumo y la doble vía La Paz-Oruro”, explicó.

Villegas indicó que  actualmente existen los instrumentos legales para activar juicios penales en contra de empresas que incumplen con el Estado. 

"Hay los instrumentos legales, ya hemos mandado hacer un juicio por daños al Estado a parte de lo que hemos ejecutado las boletas por incumplimiento de contrato, garantías de buena ejecución de obras e incumplimiento de contrato”, remarcó.

El pasado 6 de junio, la presidenta de ABC anunció la intención de la institución de iniciar  un juicio para lo que  la Fiscalía se encontraba realizando una inspección del avance de obras y abandono.

"Estamos haciendo juicio por incumplimiento  de deberes, daños y perjuicio  al Estado. Ya se presentaron   memoriales, las investigaciones siguen su curso y la Fiscalía  verifica el  avance de obras y el perjuicio que ocasionó  la empresa al tomar la decisión de abandonar las obras”, remarcó.

La firma española Corsán Corviam abandonó el país a finales de marzo dejando   la carretera Ixiamas-San Buenaventura con un avance del 20% y varias deudas pendientes con prestadoras de servicios y materiales.

Además, la empresa abandonó el mantenimiento de la carretera Yucumo-Quiquibey y la doble vía La Paz-Oruro.

Respecto al perjuicio al Estado, Villegas remarcó que no hubo daño al Estado, pero reconoció que   existe perjuicio en los tiempos de ejecución de la carretera que debía entregarse este año y que ahora se postergará hasta 2019.

A principios de julio, la ABC aseguró  que  la ejecución de las boletas de garantía y el valor del avance físico del proyecto dejaron un saldo a favor del Estado de 132,2 millones de bolivianos, tras el abandono de  las obras de construcción de la carretera Ixiamas-San Buenaventura que estaba a cargo de Corsán Corviam.

Además de obras inconclusas, la empresa dejó una deuda de 60 millones de bolivianos con sus subcontratistas en la construcción de la carretera Ixiamas-San Buenaventura.

El pasado 4 de julio, la empresa Isolux,  casa matriz de la constructora Corsán Corviam,  se declaró  en quiebra en España con una deuda de 1.270 millones de euros (1.403 millones de dólares)./Página Siete