Autoridades chinas temen un centenar de muertos y miles de heridos por terremoto

AFP
Un terremoto de 6,5 de magnitud sacudió el suroeste de China el martes por la noche, dejando al menos siete muertos, pero se temen hasta 100 fallecidos y miles de heridos, de acuerdo con una estimación de las autoridades.

Siete personas murieron y más de 88 resultaron heridas en el sismo, incluyendo 20 en estado grave, informó la agencia de noticias oficial Xinhua.

Al menos cinco de los muertos eran visitantes en una zona turística que comprende un parque nacional muy conocido, según la misma fuente.

Pero la Comisión Nacional para la Reducción de Desastres de China estimó que podría haber hasta 100 muertos, basándose en los datos del censo de 2010 de la región montañosa y escasamente poblada.

El terremoto podría haber dejado miles de heridos, añadió la Comisión en un comunicado publicado en su página web, y más de 130.000 casas podrían haber sufrido daños, basándose en una análisis preliminar del desastre en la remota región de la provincia central de Sichuan.

El presidente Xi Jinping pidió "el máximo esfuerzo para organizar rápidamente el trabajo de socorro y rescatar a las personas heridas", informó la agencia Xinhua.

El sismo se registró hacia las 21h20 locales (13h20 GMT), no muy lejos del lugar donde tuvo lugar otro fuerte terremoto de 8 de magnitud en 2008, que dejó 87.000 muertos y desaparecidos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) precisó que el epicentro del terremoto se ubicó a casi 300 km al norte de la capital provincial Chengdu y a una profundidad de 10 kilómetros.

La región sacudida comprende en especial el parque nacional de Jiuzhaigou, uno de los parques más famosos del país, patrimonio mundial de la UNESCO conocido por sus lagos con sombras azul turquesa.

El estatal Diario del Pueblo informó que más de 100 personas quedaron atrapadas en el parque nacional y publicó un video en Twitter que mostraba a los turistas haciendo hogueras durante la noche.

Más de 38.000 turistas visitaban este lugar el martes, según la agencia Xinhua.

El sismo se sintió también en Chengdu, añadió.

Casas derrumbadas

La propietaria de un restaurante, Tang Sesheng, huyó de su establecimiento en Jiuzhaigou después de sentir cómo temblaba la tierra.

"También estuve en Jiuzhaigou en 2008 durante el último gran terremoto, así que sabía lo que era. Este se sintió incluso más fuerte", dijo a la AFP por teléfono.

Seshen contó que los habitantes salieron de sus casas para instalarse en la gran plaza pública de la ciudad, o dentro de los coches, lejos de los altos edificios, por miedo a que se derrumbaran.

Algunas casas se derrumbaron tras el temblor y las autoridades organizaron a los jóvenes para ayudar a evacuar a los residentes, dijo un trabajador del parque a la agencia Xinhua.

Fotos publicadas en las redes sociales mostraban una gran cantidad de gente congregadas en las calles entre los escombros.

Según el diario oficial hasta 600 bomberos y soldados fueron desplegados en el lugar.

La Cruz Roja China anunció por su parte el envío de equipos de rescate al lugar del terremoto.

China es escenario frecuente de terremotos, especialmente sus regiones montañosas occidentales y del suroeste.

Además, unas horas antes un deslizamiento de tierra provocado por las intensas precipitaciones mató a al menos 24 personas en otra región montañosa de Sichuan, al sur de Chengdu.

Fuente: Los Tiempos