Gobierno fija que capacidad de endeudamiento subnacional es clave para créditos y acabar obras

Las gobernaciones y alcaldías que pretendan acceder a los créditos anunciados por el presidente Evo Morales para dar continuidad a obras paralizadas por la baja del petróleo, deben contar con capacidad de endeudamiento como parte de la política de responsabilidad del Gobierno en el manejo de la deuda, informó el viceministro de Presupuesto, Jaime Durán.

“Lo que se ha abierto es un esquema mediante el cual se pueda otorgar créditos en función a la capacidad de endeudamiento que tengan. Y ese es un tema que bien lo aclaraba el presidente porque se tiene que tener en cuenta la capacidad de endeudamiento. Lo que caracteriza a Bolivia  es el manejo responsable de su deuda”, insistió.

Durante su mensaje por el 192 aniversario de Bolivia, Morales anunció en Cobija la puesta en marcha de un programa de créditos para gobernaciones y municipios afectados por la baja del precio internacional del petróleo. Los subgobiernos reciben recursos económicos provenientes de la venta de hidrocarburos a través del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

“A esos proyectos que están paralizados por culpa del precio del petróleo, el Gobierno nacional va a garantizar créditos, a todos”, anunció el mandatario ese día.

Si bien no especificó de dónde provendrá el dinero para esos créditos, actualmente está vigente un fideicomiso de Bs 3.180 millones ($us 456,8 millones) para las gobernaciones, para financiar contrapartes de proyectos concurrentes con el gobierno central. Los municipios acceden a parte de ese financiamiento desde 2016.

Durán explicó que la decisión de poner condiciones al acceso a créditos es parte de la política de responsabilidad en el manejo de la deuda pública ya que por ejemplo, dijo, subgobiernos en Brasil y Argentina accedieron a créditos por encima de su capacidad de endeudamiento y generaron crisis.

“Se ha sido muy claro indicándoles que se va a ver cuál es su capacidad de pago, que se calcula en función a sus ingresos, a cómo está administrando el propio municipio, pero la idea en todo caso -mediante este mecanismo- es que se pueda financiar o se puedan generar mecanismos para que se pueda dar continuidad a las obras que precisamente, por no contar con los ingresos, se han visto paralizadas”, sostuvo la autoridad en una entrevista con la red Patria Nueva.