Gran Chaco produjo 334.307 t de GLP, solo un 23% de su capacidad

Lidia Mamani / La Paz
Desde septiembre de 2015 hasta junio pasado la producción de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en la planta separadora de líquidos de Gran Chaco "Carlos Villegas”, en Tarija, alcanzó un total de 334.307 toneladas métricas. Expertos afirman que el volumen representa sólo el 23% de su capacidad instalada.

De acuerdo con la información publicada por el Ministerio de Hidrocarburos en un suplemento titulado Chaco cuna de la industrialización, documento que fue distribuido en Yacuiba y Villamontes, se especifica que la producción durante el inicio de operaciones de la planta, septiembre-diciembre de 2015, fue de 51.530,80 toneladas (ver gráfica).

Mientras que en 2016 se produjeron 171.555,7 toneladas y durante los primeros seis meses de este año 111.220,6 toneladas. Se destaca que por la venta del producto se generaron 37,6 millones de dólares de ingresos para el país.

La planta Gran Chaco demandó 700 millones de dólares de inversión estatal y tiene una capacidad de producción de 2.200 toneladas métricas día.

El experto Hugo del Granado sostuvo que la planta separadora Gran Chaco está diseñada para procesar 32,19 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas y producir 3.144 toneladas métricas día (TMD) de etano; 2.247 TMD de GLP; 1.044 barriles por día (BPD) de isopentano y 1.658 BPD de gasolina natural.

Incluso citó que el 24 de agosto de 2015 cuando fue inaugurada la factoría, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, declaró que produciría un excedente de 1.000 TMD de GLP, pero que en esta primera fase habría 15.000 toneladas por mes disponibles para la exportación.

Con base en esas cifras oficiales, en 2015, considerando que sólo iba a trabajar al 50% de su capacidad, debía producir 141.561 toneladas de GLP; en 2016 un total de 808.920 toneladas y a junio de este año 404.460 toneladas. "Es decir (debía procesar) un total de 1,35 millones de toneladas de GLP. Ahora, según el Gobierno la planta produjo 334.307 toneladas en el periodo citado, es decir que sólo trabajó en promedio al 24,6% de su capacidad de diseño”, explicó.

Respecto al isopentano también observó que con base a datos oficiales, la estatal operó al 36% y en 53% en el caso de gasolina liviana. Estos líquidos tienen que ser transportados en cisternas hasta la refinería de Santa Cruz por falta de ductos.

Sobre los recursos generados, hizo notar que el ministro Sánchez anticipó que sólo en 2015 los ingresos iban a sumar 32 millones de dólares; en 2020 otros 1.144 millones de dólares y en 2025 un total de 2.579 millones de dólares.

"Sólo en 2015 debía haberse alcanzado el monto de la exportación obtenido en dos años (37,6 millones de dólares) ya que toda la producción debía destinarse a la exportación, Río Grande iba a abastecer el mercado interno”, apuntó Del Granado.

Agregó que el Gobierno tendrá que explicar las razones de los desfases "tan grandes”.

Cuestionó que hasta la fecha las autoridades no se hubiesen preocupado de asegurar mercados para toda la capacidad de producción que tiene la factoría. "La planta ya es un elefante blanco porque a dos años de su inauguración no existe justificativos para su pobre desempeño, no produce etano ni propano que son las materias primas para la proyectada planta de petroquímica, sólo produce GLP, que no es materia prima. Tiene problemas de diseño y no cuenta con vías de evacuación de la producción”, cuestionó. 

YPFB pretendía vender su producción a Paraguay, Uruguay, Perú, Brasil y Argentina. 

Factoría debería generar ya 1,4 millones de t

Punto de vista
Álvaro Ríos Exministro de hidrocarburos

De septiembre de 2015 (puesta en marcha) a junio del 2017 son 22 meses de funcionamiento. Si sumamos las exportaciones y mercado interno en volumen nos da 334.307 toneladas métricas de GLP producidas en el periodo mencionado.

Empero, la planta tiene una capacidad de 2.200 toneladas métricas por día y en los 22 meses de operación debería haber producido 1,4 millones de toneladas.

Es decir que la planta vino operando a un 24% de capacidad, este porcentaje es muy bajo y creemos que la capacidad debe elevarse para que el proyecto tenga una mayor recuperación de capital y rentabilidad. De ahí la importancia que se firme un contrato con Refinor y así elevar la capacidad de la planta por lo menos hasta un 70%.

En los 22 meses se han generado 37,6 millones de dólares por la exportación de 113.000 toneladas, es decir un precio promedio de 327,4 dólares/tonelada.

Si asumimos el mismo precio para el mercado interno (porque estaríamos importando) por las 213.000 toneladas del mercado, esto nos da un ingreso total de 107 millones de dólares en los 22 meses para ambos mercados, es decir un ingreso anual de 58,5 millones de dólares por año.

Debemos redoblar esfuerzos para elevar la capacidad de la planta a por lo menos al 70% en el mayor plazo posible y aumentar los ingresos por exportación y así recuperar y alcanzar un retorno por la inversión.