Ministro sale a defender labor oficial en Tarija

Ante acusaciones de comunarios y en redes sociales que señalaron que la tercera víctima durante el  incendio en Tarija fue a causa de un reavivamiento del fuego provocado por un helicóptero militar, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, negó el  hecho y dijo que aguardará los resultados de la investigación.


P U B L I C I D A D 
 
El Ministro rechazó también que el Gobierno haya intervenido tarde en el desastre y, al contrario, elogió el trabajo de las Fuerzas Armadas en el control del desastre.

El ministro de Defensa, Reymyi Ferreira, reconoció también que los equipos y aeronaves que se tienen no son suficientes para hacer frente a incendios de gran magnitud como los registrados la semana pasada en el parque Tunari, Cochabamba y en la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama, Tarija.

Detalló que tienen “limitantes”, sobre todo, en la capacidad de carga de agua. Por lo mismo, señaló que se planifica adquirir un avión que pueda transportar 15 mil litros de agua en cada vuelo pero, además, al menos mil mochilas extintoras.

Ambos incendios se registraron la semana pasada pero el más grave fue el de Tarija, que duró al menos cuatro días. Según Ferreira, las llamas devoraron más de 8 mil hectáreas, aunque la Gobernación de ese departamento habla de 10.600, que afectaron a 16 comunidades, entre las cuales están: Tucumillas, Erqui Norte, Erqui Loropeza, Erqui Feidal, Erqui Sur y Coimasa.

Ante acusaciones que señalan que la tercera víctima fue a causa de un reavivamiento del incendio provocado por una nave de la Fuerza Aérea, Ferreira negó esta situación y señaló que se esperará que se investigue, sin embargo, dijo que se trata de una campaña de desprestigio.

“No solamente que se nos acusa de que no hemos hecho nada cuando hemos enviado 200 efectivos del SAR con dos vuelos de (aviones) Hércules (…) Se ha enviado media tonelada de medicamentos, hemos conseguido 10 cisternas antiincendios de la empresa de YPFB; y se nos acusa ahora de asesinos”, dijo.

Sin embargo, la Fiscalía de Tarija recibió ayer la denuncia de familiares y Defensoría del Pueblo para que se investigue las causas de la tercera muerte.

Limitaciones

El Ministro señaló que se piensa en soluciones técnicas para responder de forma más rápida ante este tipo de situaciones, entre ellas, la adquisición de un avión que tenga la capacidad de transportar al menos 15 mil litros de agua. Señaló que una opción es adaptar una aeronave que podría ser un avión Hércules o un BAe, cuyo costo ascendería a 4 millones de dólares. La otra opción es comprar una aeronave nueva que podría ser de origen canadiense.

Agradeció a los voluntarios que se presentaron para sofocar el incendio. Detalló que fueron más de 20 mil voluntarios “pero el tema es que no tenían más que su voluntad y agua” y se evidenció que sólo existían 30 mochilas extintoras, por lo que se dio la orden de comprar por lo menos mil equipos de esta naturaleza.

Producto del voraz incendio, se registró la muerte de animales silvestres y ganado de los comunarios sobre todo de los municipios de San Lorenzo y Cercado.

EQUIPOS PARA COCHABAMBA

El comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Erwin Bonilla, informó que Cochabamba contará con cuatro equipos de Bambi Bucket (bolsa para llevar agua) que serán adaptadas a las aeronaves Súper Puma, las cuales podrán transportar 2.500 litros de agua.

Señaló que, en la actualidad, Cochabamba cuenta con dos sistemas de Bambi Bucket, los cuales están completamente adaptados pero sólo tienen una capacidad de 600 litros por viaje, por lo mismo, se ha visto la necesidad de hacer gestiones para adquirir dos pares más que tendrán un costo de 300 mil dólares.

A esto, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, añadió que la patrulla militar en el parque Tunari se mantendrá para evitar que se registren más incendios en esta reserva natural, sobre todo provocados por la mano del hombre, pero además, en caso de que ya exista uno, la atención y sofocación sea más rápida gracias a la presencia de los uniformados.

POLICÍA HACE CONTROLES ESTRICTOS

SAR y Bomberos evitan que el fuego se reactive

El secretario de Medio Ambiente y Gestión Territorial del Municipio de Cercado, Álvaro Orozco, informó que en horas de la tarde se reactivó el incendio en las comunidades de Lazareto y Turumayo en la zona de San Andrés.

Orozco afirmó que voluntarios del grupo SAR de la ciudad de Cochabamba fueron hasta el lugar conjuntamente con funcionarios de la Alcaldía Municipal para intentar controlar las llamas. A las pocas horas, un comunicado del Gobierno Municipal de Tarija, confirmó que los dos focos de incendio fueron controlados.

El director de Gestión de Riesgos de la Alcaldía de Tarija, Boris Fernández, dijo —según El País— que el propietario de un terreno le prendió fuego a su propiedad en la comunidad de Guerrayco y se negaba a apagarlo, por lo que la Policía procedió a aprehenderlo.

El sábado pasado, el Concejo Municipal de Cercado aprobó, en sesión extraordinaria de emergencia, una Ley Municipal que le permitirá a la Alcaldía prestar el auxilio necesario a las comunidades de la provincia Cercado, afectadas por el incendio forestal, hasta lograr los procesos productivos afectados y el restablecimiento de los medios de vida.

La normativa indica que por los efectos del evento adverso de incendio forestal, se declara en Situación de Desastre a las comunidades afectadas de la provincia Cercado, autorizando al Órgano Ejecutivo del Gobierno Autónomo Municipal la asignación de recursos económicos y modificaciones presupuestarias en el marco de sus competencias de acuerdo a la normativa en vigencia para la atención del desastre declarado.

Detención

La mujer acusada de provocar el incendio en la reserva de Sama en Tarija que consumió más de 8 mil hectáreas y que recién fue controlado el domingo dejando el saldo de tres muertos, fue enviada con detención preventiva al penal de Morros Blancos. Se trata de Carmen Rosa Zenteno (50), quien el martes habría hecho una fogata para quemar basura en su domicilio y luego se retiró. Ahora es investigada por los delitos de incendio, destrucción y deterioro de los bienes del Estado o de la biodiversidad.

“No puede ser que el fuego haya iniciado después de unas cuantas horas que yo me retiro”, dijo.

Comparte
Síguenos en Facebook