Paz Pereira se inclina por el federalismo y pidió apresurar pacto fiscal

El pacto fiscal debe discutirse cuanto antes, porque es un asunto ineludible, el error, de todos los bolivianos, sería electoralizarlo antes de las elecciones judiciales o posteriormente en vísperas de la elección nacional.

P U B L I C I D A D 
 
La advertencia corresponde al alcalde Rodrigo Paz Pereira al recordar que siempre se declaró pro autonomista a pesar de las críticas que eso le significó; sin embargo, va más allá y reiteró que el federalismo es la alternativa.

Explicó “creo que Bolivia, tarde o temprano va tener que discutir una estructuración de orden federal, y eso significa que los POAS (Planes Operativos Anuales) sean de orden federal, si bien hay una coordinación nacional, hay un ámbito federal como Brasil o Argentina”.

El pacto fiscal es un tema profundo a debatir para la redistribución de recursos en primera instancia, pero profundizar las autonomías y lograr un nuevo modelo de producción más allá de la minería, hidrocarburos y todo lo que produce el oriente boliviano, reflexionó.

Las nuevas fronteras de la producción tienen que ser parte del debate del pacto fiscal, no basta repartir lo que tenemos ahora, cada vez hay menos por repartir y la idea es generar más recursos para repartir muchos más recursos a la vez, exhortó.

Ante la postergación de la quinta etapa de la discusión del pacto fiscal, Rodrigo Paz dijo que tarde o temprano tiene que discutirse y espera que el gobierno lo presente cuanto antes, si no se debate antes de la elección judicial, se hará después.

Si es después será antes de la elección nacional, tarde o temprano o se debate en el ámbito técnico o entrará a ser debatido en el contexto político, que sería un grave error de todos los bolivianos, “no quiero hablar sólo del gobierno”, insistió.

El pacto fiscal tiene que debatirse como el IDH que se discutió por necesidades, para satisfacer necesidades de gobernaciones, municipios y universidades estatales, no por intereses políticos ni posiciones ideológicas, siguió exhortando.

Si el pacto fiscal se debate en el ámbito político, difícilmente podrá encaminarse de buena manera una discusión y con resultados que permitan abrir nuevas perspectivas de producción y diversificación de la economía, de acuerdo a Paz.

La propuesta de Tarija sobre el pacto fiscal es que el 80% de la coparticipación tributaria que administra actualmente el gobierno baje a 50% y el resto se distribuya entre las entidades subnacionales como las gobernaciones que no tienen nada de ese ingreso.

Comparte
Síguenos en Facebook