Senado sanciona la nueva ley del TIPNIS en medio de protestas

Marchas, una huelga de hambre y recolección de firmas se desataron en rechazo a la nueva ley del Territorio Indígena y Parque Nacional (TIPNIS) que sancionó este miércoles la mayoría oficialista de la Cámara de Senadores. La normativa anula la categoría de intangibilidad del parque nacional establecida en la ley 180 de 2011. La sesión de la cámara alta se inició a las 11.30 del martes y a las 17.51 se aprobó en su estación en grande. Posteriormente, durante siete horas de debate, se desarrolló el tratamiento en detalle, que culminó a la 01.00.


P U B L I C I D A D 
 
Momentos antes de la sanción, el senador Óscar Ortiz de Unidad Demócrata (UD) afirmó que la oposición buscará los mecanismos para impugnar la norma que se prevé sea promulgada en las próximas horas. Aseguró que se tiene la  certeza que la norma va contra la constitución Política del Estado.

Al concluir la sesión, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, explicó que la ley ratifica las salvaguardar para preservar la doble categoría del TIPNIS como parque nacional y territorio indígena. Agregó que este miércoles se remitirá la normativa al Ejecutivo para su posterior promulgación.  

“¡Solo los cocaleros tienen derecho a entrar al Legislativo!”, gritó una activista que fue sacada de la plaza Murillo junto a sus compañeros por la Policía. Similar panorama se vivió  en Cochabamba y Santa Cruz, donde indígenas retomaron sus movilizaciones contra esta iniciativa; en esta última ciudad instalaron un piquete de huelga.

Al igual que el día de la aprobación de la normativa en la Cámara de Diputados, hubo un centenar de policías que resguardó la Asamblea. Solo el exdirigente de los indígenas, Fernando Vargas y la representante de la Subcentral TIPNIS, Marqueza Teco estuvieron presentes en la sesión. 

Fueron 22 legisladores de la oposición y el oficialismo que justificaron su apoyo o rechazo antes de aprobar en grande la normativa que abroga la Ley 180, que instituye la intangibilidad del parque nacional.

La senadora de Unidad Demócrata (UD), Jeanine Añez, fue la primera en intervenir y asegurar que existen varias alternativas para construir la carretera y no afectar el TIPNIS. “Solo se busca ampliar la soberanía de los cocaleros”, señaló su colega de bancada, Mirtha Arce.

“No es a través de este proyecto de ley que se va a definir la carretera, no es verdad que se quiera dar ingreso a los cocaleros”, señaló el senador Milton Barón del Movimiento Al Socialismo (MAS). Dijo que la oposición pareciera buscar que Bolivia quede postergada en el “subdesarrollo”.

Durante las seis primeras horas de discusión, antes de aprobarse en grande la normativa, las acusaciones e insultos opacaron el debate de los legisladores que se centró en la construcción de la carretera entre Villa Tunari Cochabamba y San Ignacio de Moxos en Beni. Se acusaron de “marionetas del imperialismo” y “alcahuetes de cocaleros”.

La bancada oficialista asegura que esa vía traerá progreso para las comunidades indígenas. “Se puede construir una o más carreteras, porque no hay forma de llegar con ayuda a los hermanos con hospitales y escuelas”, aseguró el senador del MAS por el Beni, Erwin Rivero.

Comparte
Síguenos en Facebook