Un polémico plaguicida impide que los abejorros pongan huevos y pone en peligro a la especie

Un reciente estudio de la Universidad de Guelph (Canadá) ha determinado que un plaguicida de la familia de los neonicotinoides ampliamente utilizado en muchos países pone en riesgo la existencia de los abejorros. El estudio, publicado en la revista 'Nature Ecology & Evolution', desveló que el químico thiamethoxam, de la familia de los neonicotinoides, reduce en más de un 25 por ciento las posibilidades de que los abejorros reina funden nuevas colonias.

"Los abejorros reina que estuvieron expuestos al pesticida eran un 26 por ciento menos propensos a poner huevos para iniciar una colonia", comentó Nigel Raine, profesor de ciencias ambientales en la Universidad de Guelph y principal autor del estudio.

El investigador dijo al canal canadiense CTV News: "El impacto fue mayor de lo que se esperaba, y nuestro modelado sugiere que podría tener un impacto importante en la persistencia de la población y aumenta las posibilidades de que la población se extinga".

Las abejas y abejorros son cruciales para la agricultura. Cerca de una tercera parte de los cultivos consumidos por los seres humanos dependen de la polinización por insectos, y solo las abejas son responsables de aproximadamente un 80 por ciento de esta proporción.

Sin embargo, las poblaciones de abejas están disminuyendo en todo el mundo mientras los científicos tratan de averiguar la causa de su extinción. La investigación ha sugerido que el uso de neonicotinoides es uno de los factores que contribuyen a que desaparezcan.

La Unión Europea ya ha prohibido los neonicotinoides tras analizar estudios científicos que han vinculado su uso con la súbita desaparición de colonias enteras de abejas, un fenómeno llamado 'trastorno del colapso de la colonia' (CCD, por sus siglas en inglés).


Comparte
Síguenos en Facebook