Abe disolverá el Parlamento esta semana y Japón irá a las urnas en octubre

EFE
El primer ministro nipón, Shinzo Abe, anunció hoy la disolución de la Cámara Baja del Parlamento el próximo jueves, lo que implica la convocatoria de elecciones anticipadas en octubre, con el objetivo de avanzar en las reformas económicas.

"Hace cinco años, logramos cambiar el Gobierno con el apoyo del pueblo y prometimos llevar a cabo una reforma económica", dijo en rueda de prensa Abe, quien añadió que "ahora es el momento para ir más allá y aplicar las últimas fases para garantizar el crecimiento".

Abe llegó al poder a finales de 2012, y si su partido, el Liberal Demócrata (PLD), vuelve a imponerse en los comicios (que seguramente se celebrarán el 22 de octubre), afrontaría su tercer mandato consecutivo hasta 2021 y ganaría tiempo para culminar la aplicación de su estrategia económica conocida como "Abenomics".

En este sentido, el primer ministro adelantó hoy también un plan de estímulo económico de 2 billones de yenes (14.972 millones de euros/17.800 millones de dólares), que se financiaría con la subida del IVA prevista para 2019 y que incluiría una ampliación de los servicios públicos y medidas para fomentar la inversión empresarial.

Asimismo, el líder conservador justificó la convocatoria de elecciones anticipadas por la necesidad de lograr "más unidad" para "superar la crisis" de Corea del Norte, después de que durante el último mes el país vecino lanzara dos misiles balísticos que sobrevolaron territorio nipón y ejecutara su sexto test nuclear.

"Soy consciente de que van a ser unas elecciones difíciles, pero en esta situación en que nos amenaza Corea del Norte, quiero cumplir mi responsabilidad como líder del país", dijo Abe.

El PLD y su socio en el Gobierno, el budista Nuevo Komeito, cuentan con una cómoda mayoría en la Cámara Baja de la Dieta (suman 329 de los 425 escaños), un dominio que podría extenderse de forma significativa si se cumplen los resultados anticipados por los sondeos, muy favorables al partido de Abe.

Con la convocatoria de elecciones aproximadamente un año antes del término de la legislatura, Abe puede sacar partido al notable repunte del respaldo popular tras superar varios escándalos de amiguismo que desgastaron al Ejecutivo en los últimos meses.

Además, la principal fuerza de la oposición, el Partido Democrático (PD), atraviesa uno de sus peores momentos de las últimas décadas debido a la reciente dimisión de su líder y a profundas divisiones internas.

El PD y otras formaciones opositoras han criticado los planes de Abe, argumentando que no hay necesidad de anticipar elecciones antes de que finalice su mandado en diciembre de 2018, y consideran que se trata de una maniobra para dejar atrás los escándalos que salpicaron al Gobierno.

Comparte
Síguenos en Facebook