Achacachi continuará movilizada y Romero denuncia “plan García Linera”

El Gobierno denunció que la movilización de pobladores de Achacachi que demanda la destitución del alcalde Édgar Ramos tiene planes para cometer atentados contra puntos de provisión de servicios básicos y que, por lo tanto, actuará con todo el rigor de la ley.

En tanto, en un cabildo los pobladores de Achacachi determinaron continuar con el bloqueo y vigilia por una semanas más y luego sumar más medidas de presión.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, acusó a Felipe Quispe, “el Mallku”, de ser el artífice de la ejecución de los tres planes de lucha, a los que denominó: Gabriela Zapata, Álvaro García Linera y Evo Morales, para llevar adelante las medidas de presión.

De acuerdo con la autoridad, los movilizados pretenden ejecutar el plan García Linera, que consistiría en el corte de agua y electricidad. “Es una estrategia que consiste básicamente en provocar atentados para interrumpir la provisión de agua en algunas zonas del departamento de La Paz, atacando las torres de Zongo”. Añadió que si pretenden consumar esta estrategia, se actuará con todo el rigor de la ley.

Por otra parte, Romero señaló que para este movimiento se ha contratado gente, personas encapuchadas con el afán de buscar la confrontación, y que estarían recibiendo un monto de 10 mil bolivianos para provocar los actos de violencia.

Explicó que el plan Gabriela Zapata contemplaba la movilización de mujeres hasta la ciudad de La Paz para cumplir una vigilia en condiciones de riesgo para su integridad física. El plan Evo Morales consiste en desacreditar al Gobierno. Asimismo, la directora ejecutiva de las Empresas Públicas Productivas, Patricia Ballivián, denunció que la Empresa Pública de Lácteos de Bolivia (Lacteosbol), que se encuentra en Achacachi, habría recibido dinamitazos, por lo que se resolvió suspender su actividad.

Comparte
Síguenos en Facebook