Altiplano puede convertirse en productor de energía solar

El altiplano del país tiene suficiente potencial para generar energías renovables e inclusive suministrar excedentes al Sistema Integrado Nacional (SIN), el cual sumado a las actividades productivas, agrícolas, haría posible combatir la pobreza en la región y mejoraría la calidad de vida de las comunidades.

El experto Francesco Zaratti propuso que los campesinos del altiplano generen energía fotovoltaica, que permita alimentar al Sistema Integrado Nacional y para que ellos mismos puedan utilizar en sus actividades productivas en sus comunidades.

Dijo que Bolivia tiene extensas tierras en el altiplano con pleno Sol, desde donde puede generarse energía no renovable, pues por ahora produce solamente cinco megavatios. Sostuvo que se tiene “una propuesta concreta para sembrar plantas fotovoltaicas en el altiplano”.

ENDE

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) aseguró que el potencial de las fuentes de energías alternativas en Bolivia se encuentra distribuido en todo el territorio nacional, pero con mayor preminencia en la región del altiplano.

“La energía eólica es predominantemente en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y en parte del altiplano; mientras que los recursos geotérmicos estudiados a la fecha son promisorios en el sudoeste de Potosí y las posibilidades de aprovechamiento de biomasa que se encuentra principalmente, en la zona oriental de los departamentos: Santa Cruz, Beni, Pando y el norte de La Paz”, sostuvo la empresa estatal en su Memoria 2015.

SEMINARIO

Zaratti participó en el Seminario Internacional, Desarrollo Productivo, Justicia Social y Sostenibilidad Ambiental, realizado la semana pasada en la sede de Gobierno y organizado por la UCB, en el cual participaron una veintena de especialistas nacionales y extranjeros vinculados al medioambiente, economía y desarrollo social en la región.

“Para el mercado interno tenemos que utilizar energía gratis, la energía del Sol, la fotovoltaica”, insistió Zaratti. Dijo también que la región del altiplano puede desarrollar este tipo de energía de forma que los propios campesinos podrían generar flujos, cuyos excedentes eventualmente podrían ser incorporados al SIN.

VALIDACIÓN DE CAF

El proyecto fue validado gracias al apoyo de la Corporación Andina de Fomento (CAF, Banco de Desarrollo de América Latina). Explicó que si bien la inversión es significativa al principio del proyecto, la energía solar es una fuente inagotable.

Precisó que para producir un MW de energía renovable se requiere la inversión de $us 2 millones y que logrando eficiencias en el costo de los equipos, podría bajar a 1.7 millones.

Puntualizó el distinguido experto que el proyecto surgió de la lectura y reflexión de la Encíclica Laudato SI del Papa Francisco, en uno de cuyos párrafos el Santo Padre señala que “es posible desarrollar proyectos para la explotación de la energía renovable, que permitan el autoabastecimiento local e incluso la venta de excedentes”.

DIVERSIFICACIÓN

El expositor advirtió sobre la necesidad de diversificar la matriz energética primaria del país, porque tampoco es bueno tener una sola fuente de energía. Añadió que en Bolivia en dicha matriz, un tercio está conformado por energía fósil, otro tanto de hidroeléctrica y un tercio de energía renovable fotovoltaica.

El SIN tiene dos fuentes de alimentación: 65% de energía procedente de las centrales hidroeléctricas y 35%, de las termoeléctricas, generadas con el uso de gas natural.

En criterio de Zaratti, la producción de energía renovable podría permitir al país cumplir una de sus metas, en el marco del Plan 2025, la generación de 2,8 gigavatios, con una producción sostenible de 140 megavatios anuales.

INVERSIÓN

El expositor explicó también que, de acuerdo con estudios realizados en la línea de su propuesta, para generar energía renovable se necesita la inversión anual de 200 millones de dólares.

CHILE

Chile realiza hoy grandes inversiones para la generación de energía fotovoltaica en el extenso desierto de Atacama, pues prevé generar once mil gigavatios en la planta, Finis Terrae, de la empresa ENEL Green Power Chile. Allí hay más de medio millón de paneles solares instalados.

PROYECTOS GUBERNAMENTALES

El proyecto más importante desarrollado en Bolivia se encuentra en Cochabamba. Está en operaciones en segunda fase de desarrollo, que consiste en la adquisición y montaje de 8 aereogeneradores y la subestación de alta tensión 115 kilovatios - kV, contemplando la adición de 24 megavatios - MW al Sistema Interconectado Nacional - SIN. Las operaciones se iniciaron en septiembre de 2016. La proyección es lograr una producción de 30 MW.

VILLA BUSCH

El año pasado, el Gobierno inauguró un primer proyecto de generación solar en Villa Busch, en las afueras de Cobija, capital de Pando. El sistema provee 5 MW a Cobija, cuya demanda es el doble.

Pando cuenta con un sistema combinado de abastecimiento del fluido eléctrico. Las autoridades indicaron que el desarrollo de esta fuente de energía renovable podría ahorrar al país unos 2 millones de litros de diésel. La proyección es aumentar esa capacidad hasta alcanzar 20MW.

Comparte
Síguenos en Facebook