Arce rechaza augurios de crisis económica en Bolivia

El exministro de Economía, Luis Arce, rechazó el jueves los augurios de crisis en Bolivia difundidos insistentemente por políticos de la oposición y “opinadores neoliberales” que buscan -a su juicio- manipular a la población, y aseguró que el país muestra fortaleza y crecimiento económico.


El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país fue de 3,34% en el primer trimestre de 2017, el más bajo de los últimos siete años, debido a que Bolivia recibió menor demanda de gas natural de Brasil, lo que mermó sus ingresos.

Con ese dato “varios sectores de oposición, empresariado privado y medios de comunicación conjeturaron, una vez más, que Bolivia estaría en crisis, que estaríamos entrando a una crisis o estaríamos enfrentando una desaceleración económica”, criticó Arce en una columna de opinión publicada en el diario El Deber.

Añadió que “incluso, opinadores neoliberales evidenciaron su doble discurso al, primero, cuestionar el indicador del PIB para medir la economía, para luego utilizar el dato trimestral en su afán de manipular las expectativas de la población”.

Arce explicó que la caída de precios internacionales de los principales productos de exportación de América Latina, que comenzó en 2011 y se profundizó en 2014, afectó “grandemente” a varios países de la región, especialmente a aquellos que mantienen políticas económicas neoliberales.

Mencionó que las proyecciones señalan que Brasil crecería este año solo un 0,3%, Chile 1,7%, Argentina 2,2%, Paraguay 3,3% y Perú 3,5%.

“Bolivia, en el primer trimestre, que normalmente es el más flojo todos los años, ya registró un crecimiento de 3,3 por ciento y, por supuesto, conociendo que en el segundo semestre normalmente la actividad económica se desenvuelve mejor, y en el sector público, tanto a nivel nacional como subnacional, ejecutan sus presupuestos de inversión, queda claro que el crecimiento este año superará el 4 por ciento previsto por el FMI”, sustentó Arce.

Las proyecciones de organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, prevén que Bolivia registrará nuevamente la tasa de crecimiento más alta de todos los países de Sudamérica. 

“Por tanto, este año también tenemos altas posibilidades de reiterar el primer lugar en crecimiento económico en la región.”, subrayó Arce.

El exministro de Economía ratificó que la demanda interna sigue siendo el motor que impulsa el crecimiento económico boliviano.

“Cuando uno mira las cifras del PIB trimestral, claramente hidrocarburos y minería, y por tanto las actividades relacionadas a estos sectores, se encuentran en problemas. El resto de la economía tiene cifras positivas “, sostuvo./ABI