Arranca en Astaná una nueva ronda de negociaciones sobre el alto el fuego en Siria

EFE
Las delegaciones del Gobierno y de la oposición armada sirios participan en la sexta ronda de negociaciones sobre la implementación del alto el fuego en el país árabe que arrancó este jueves en Astaná.

A la reunión de alto nivel que se prolongará hasta este viernes ha acudido una nutrida delegación de la oposición, integrada por 24 personas que representan a distintos grupos armados que actúan en Siria, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

También toman parte en las negociaciones delegaciones de los tres países garantes del alto el fuego firmado en diciembre del año pasado (Rusia, Turquía e Irán), representantes de Estados Unidos y Jordania, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

Centro de coordinación del alto el fuego
El principal objetivo de esta sexta ronda es delimitar los mapas de las "zonas de rebaja de tensión" en las provincias sirias de Idleb, Homs y Guta, territorios en los que estará prohibida cualquier actividad militar, incluso vuelos de aviones.

La última reunión en Astaná, celebrada a comienzos de julio, concluyó sin avances en este asunto, después de que la oposición se negara en rotundo a que Irán despliegue sus efectivos en esas zonas de seguridad.

Pese a que el acuerdo para crear la zonas de rebaja de tensión fue alcanzado en mayo pasado en Astaná, aún está por concretar su delimitación geográfica y los mecanismos para garantizar su funcionamiento, que incluyen el despliegue de fuerzas para supervisar el cumplimiento del alto el fuego.

Las delegaciones también negociarán en esta ronda la creación de un Centro de Coordinación del alto el fuego y de un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y rehenes.

Además está prevista la firma de una declaración conjunta sobre el desminado de los monumentos históricos de Siria incluidos en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO