Cochabamba - Hacinamiento y maltrato persisten en las cárceles

A tres años de la matanza en el penal de El Abra, en la que murieron cuatro reos, el sistema penitenciario aún no ha experimentado grandes cambios. Hacinamiento, inseguridad y violencia siguen caracterizando a las cárceles de Cochabamba.

A la fecha, existen 3.124 privados de libertad en los cinco recintos penitenciarios del departamento (El Abra, San Antonio, San Pablo, San Pedro y San Sebastián). De los cuales, el 70 por ciento está detenido de manera preventiva. De esta población, 150 personas fueron beneficiadas por indulto y 11 por amnistía.

La directora de Régimen Penitenciario, Tatiana Aguilar, aseguró que todas las cárceles se encuentran en una situación de hacinamiento. Por este motivo, se inició un plan de “descongestionamiento” que garantice mejores condiciones.

“Como Régimen, estamos trabajando en acciones para sobrellevar el hacinamiento a través de la ejecución de proyectos como el nuevo bloque de El Abra y el complejo penitenciario en Arani”, dijo Aguilar.

Sin embargo, aún no se registran avances. El nuevo bloque de El Abra, que albergará a 180 internos, tiene un 52 por ciento de avance y no abastecerá la demanda de espacios.

En las celdas de las cárceles, destinadas a 15 internos, viven 30; de los cuales, siete duermen en el piso y deben compartir una cocina y un baño. Tal situación, genera enfrentamientos entre internos, quienes luchan por conservar sus espacios.

Inseguridad y violencia

“Los grupos de poder de las cárceles están controlados”, expresó el delegado de la Defensoría del Pueblo, Nelson Cox.

Explicó que para evitar la violencia, se optó por el traslado de los internos que conformaban “consejos disciplinarios” (dedicados al cobro de derecho de piso y que ejercían la tortura) a otros recintos del país.

“Se ha denunciado a estos grupos que son los detonantes para generar malestar y se optó por su traslado a otras cárceles y la apertura de procesos penales”, señaló Cox. Sin embargo, afirmó que pese a estos esfuerzos, los hechos de tortura y maltrato continúan registrándose.

“Tuvimos un caso de tortura confirmado, cometido por un teniente, un subteniente y dos sargentos, pero al momento de declarar, la víctima no accedió”, manifestó. Asimismo, las ocho cámaras de seguridad de El Abra no fueron rehabilitadas y sólo se cuenta con 24 policías.

OPORTUNIDADES EN LA CÁRCEL

La directora de Régimen Penitenciario, Tatiana Aguilar, expresó que se trabaja en la reinserción laboral de los internos para evitar que recaigan en actitudes violentas. Esta situación se expuso en una feria que se realizó, ayer en la plaza San Sebastián,  en el marco del Día del Privado de Libertad.

“Existen personas que buscan su reinserción en la sociedad. Por lo que,  Régimen se está enfocando en realizar trabajos laborales y recreativos que promuevan la formación de oficios”, dijo.

Actualmente, se capacitan en 15 rubros: carpintería, joyería, zapatería, marroquinería, repostería y panadería, artesanía, cerrajería, atarrayas, tejido, corte y confección, pintura en tela, lavado, planchado, entre otros.

En los últimos meses, la cárcel de San Sebastián Mujeres recibió donaciones de hornos industriales para implementar una panadería. En la carceleta de Arani se tiene prevista la implementación de carreras técnicas y, además, se abrió una tienda para exponer los artículos fabricados por internos de San Sebastián.

“Aún así, no es suficiente. Se necesita más apoyo, se requiere más material y maquinaria”, señaló una trabajadora social de Régimen, Laura Santander. Añadió que las privadas de libertad de San Sebastián cargan mayores responsabilidades por sus hijos, a quienes deben atender y generar ingresos para sus necesidades. 

Comparte
Síguenos en Facebook