Corea del Norte extiende su amenaza a Corea del Sur y Japón tras las nuevas sanciones

EFE
Corea del Norte ha extendido su amenaza nuclear hasta Japón y Corea del Sur, a los que recrimina su apoyo "ardiente" a Estados Unidos en la búsqueda de nueva sanciones y a los que aboga por "liquidar" en deseo de su ejército y su pueblo.

A través de un comunicado, un portavoz del Comité norcoreano para la Paz de Asia-Pacífico, ha dicho que el régimen cree necesario "asestar un golpe" sobre los japoneses, que "no han entrado en razón" ni después de que lanzara un misil balístico intercontinental sobre el archipiélago, cuyas islas "deberían ser hundidas en el mar por la bomba nuclear Juché".

El comité norcoreano ha cargado también contra el Gobierno surcoreano, al que acusa de ser un grupo de "traidores" y "perros de Estados Unidos" por pedir sanciones más duras sobre sus "compatriotas".

"El grupo de traidores proestadounidenses deben ser severamente castigados y liquidados con un ataque de fuego para que no puedan sobrevivir. Sólo entonces, la nación coreana podrá prosperar en un territorio unificado", expone el régimen de Kim Jong-un en la nota.

La ONU de "herramienta del mal"
Pyongyang da así un paso más en su ferviente rechazo al apoyo dado por los países vecinos a las nuevas sanciones impuestas el lunes por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El régimen liderado por Kim Jong-un acusa al organismo de haberse convertido en "una herramienta del mal" que sirve a EE.UU., y que en lugar de asegurar la paz y la seguridad, "la destruye sin piedad".

"El Consejo de Seguridad de la ONU se compone de países sin principios y, en consecuencia, tal herramienta inútil debe ser disuelta de inmediato", recoge el comunicado de KCNA.

La ONU aprobó el lunes nuevas medidas sancionadoras contra Corea del Norte destinadas a ahogar más su economía, en respuesta a su sexto y más potente ensayo nuclear, ejecutado el 3 de septiembre.