Defensoría duda de la versión de dirigente de los Ponchos Rojos y le pide volver a su domicilio

La Defensoría del Pueblo duda de la versión del dirigente de los Poncho Rojos de Achacachi, Modesto Clares, quien en las últimas horas negó haber sido secuestrado. El Defensor David Tezanos Pinto aseguró que los testimonios e imágenes televisivas generan incertidumbres.

La Defensoría del Pueblo y el Gobierno denunciaron que Clares fue secuestro por vecinos de Achacachi, quienes despliegan un bloqueo desde hace tres semanas pidiendo la renuncia del alcalde de este municipio. El dirigente apareció en contacto con varios medios de comunicación negó esa versión y aseguró que se sumó voluntariamente a la protesta.

“Si el señor modesto Clares está en libre disponibilidad de su locomoción que retorne a su domicilio”, pidió la noche de este miércoles Tezanos Pinto en conferencia de prensa.

Argumentó que los testimonios los familiares y de dirigente campesinos contradicen la versión de Clares y afirmó que las imágenes difundidas por los medios de comunicación mostrarían hematomas y golpes en el rostro del dirigente.

El Defensor informó que se ha tomado contacto con miembros de la Iglesia Católica en El Alto para que puedan gestionar la “liberación” del dirigente mediante una acción persuasiva.

Un día después de que la Defensoría del Pueblo y sus familiares denunciaran su secuestro a manos de los pobladores de Achacachi, que desde hace tres semanas bloquean la carretera hacia Copacabana, el dirigente de los Ponchos Rojos Modesto Clares apareció en contacto con varios medios de comunicación y aseguró que no fue plagiado y que, por el contrario, se sumó voluntariamente a la protesta.

Uno de estos medios fue radio Compañera, que logró hablar con el dirigente mediante el teléfono celular de Felipe Quispe, El Mallku, a quien intentaban entrevistar para conocer la situación de Clares.

Desde allí, el dirigente habló cerca al mediodía con la radioemisora. “Yo estoy asumiendo aquí el bloqueo con la gente...No estoy secuestrado, estoy aquí con un dirigente y ellos también respetan mi autoridad máxima de la provincia”, afirmó.

Luego dijo que se quedará en el lugar hasta que se solucione el conflicto y envió un mensaje a su familia: “No se preocupen, yo estoy bien, cumpliré las obligaciones como autoridad y voy a estar retornando”.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó este miércoles que el dirigente de los Ponchos Rojos fue secuestrado y dijo que la Fiscalía debería actuar en este caso porque los movilizados incurrieron en un delito.

Comparte
Síguenos en Facebook