Economía del país registró iliquidez entre abril y junio

Según declaraciones del presidente del Banco Central, Pablo Ramos, entre los meses de abril a junio del año en curso el instituto emisor advirtió una coyuntura de iliquidez (menor cantidad de recursos) en la economía nacional.

Esta situación fue referida por Ramos en una declaración a la prensa hace un par de semanas en ocasión del informe de política monetaria que presentó a los medios de comunicación.

INYECCIÓN

El 16 de mayo el Banco Central decidió rebajar los porcentajes de encaje legal para entidades del sistema financiero y redimir títulos colocados en el mercado abierto, lo cual permitió una inyección de alrededor de 4 mil millones de bolivianos al sistema financiero nacional.

La medida que fue anunciada por el titular del ente emisor y buscaba fortalecer la liquidez y mantener el flujo de créditos a los sectores productivos y de vivienda social.

“La decisión asumida hoy por el Directorio nos ha llevado a una reducción de 10 puntos en el encaje legal para la moneda extrajera y 1 por ciento para la moneda nacional. Ahora las nuevas tasas son 56,5 por ciento para los depósitos en moneda extranjera y 1 por ciento para los depósitos en moneda nacional”, informó entonces en conferencia de prensa, el titular del ente emisor.

ENCAJE LEGAL

El encaje legal se refiere a las reservas que las entidades financieras están obligadas a constituir en caja o en el BCB, por los depósitos recibidos del público y por los fondos provenientes de financiamiento externos a corto plazo.

La decisión se enmarcó en las políticas expansivas del crédito que el Gobierno ha decidido mantener en la presente gestión fiscal, a objeto de impulsar el crecimiento de la economía y lograr una tasa mayor a 4 por ciento este año.

APALANCAMIENTO

“La rebaja del encaje legal en moneda extranjera permitirá a los bancos otorgar créditos adicionalmente por 2.300 millones de bolivianos y la reducción del encaje en moneda nacional, viabilizará otros 700 millones de bolivianos en préstamos para el público”, explicó Ramos en esa oportunidad.

El presidente del BCB justificó el ajuste en las políticas del encaje legal bancario señalando que en los últimos períodos se observó una reducción de liquidez en los bancos, debido a una menor cantidad de dinero circulante en la economía. Ramos indicó también que, con esta reducción del encaje legal, las entidades de intermediación financiera tendrán a su disposición unos 3 mil millones de bolivianos adicionales, que se deberían usar para incrementar la cartera de créditos productivos y de vivienda social.