El Gobierno descarta intervenir por "rehén" y espera actuación de la Fiscalía

Página Siete Digital / La Paz
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó la mañana de hoy que se descartó intervenir de oficio en el conflicto suscitado por la captura del dirigente de los Ponchos Rojos, Modesto Clares, a manos de los pobladores de Achacachi y esperará una decisión de la Fiscalía para ver cómo proceder en este caso.

El Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, denunció el secuestro de Clares, quien habría sido trasladado desde la ciudad de El Alto al punto de bloqueo de los pobladores de Achacachi en la carretera La Paz-Copacabana.

"Hemos descartado intervenir”, dijo Romero en contacto con los periodistas y precisó que los Ponchos Rojos son los llamados a interponer una denuncia y accionar la parte jurídica frente a este delito.

"Es un secuestro, es un delito penal que tiene que estar a cargo del Ministerio Público y nosotros esperaremos las decisiones”, precisó el ministro.

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, mencionó que se trata de un delito flagrante y es la Fiscalía la que debe intervenir para proceder con una investigación.

Según el Defensor, la hija del dirigente secuestrado habría indicado que su padre se encontraría golpeado y estaría en un punto de bloqueo, al interior de un vehículo tipo minibús marca King Long, sin placa de control. Estaría maniatado en calidad de rehén.

Los pobladores de Achacachi demandan la renuncia del alcalde Edgar Ramos (MAS) por supuestos hechos de corrupción y la liberación del dirigente vecinal Esnor Condori y dos profesores detenidos en la cárcel por denuncia del Gobierno y del alcalde cuestionado.