Empresarios europeos propondrán realizar un estudio para crear una asociación pública-privada para el corredor bioceánico

Empresarios alemanes y suizos están interesados en realizar un estudio para analizar la viabilidad administrativa y financiera de la asociación público-privada para el proyecto de construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI). La propuesta se presentará este viernes a los cinco países involucrados en la obra.
El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, explicó durante una entrevista con La Razón que Bolivia ha propuesto que el proyecto férreo se estructure a través de una asociación público-privada porque primero se consolidará una alianza con los países que son parte de la obra como Bolivia, Perú, Paraguay, Uruguay y Brasil y luego con los inversionistas privados.
La autoridad precisó que los ejecutivos de las compañías europeas como la alemana-suiza Molinari presentarán la propuesta este viernes en la reunión plenaria del Grupo Operativo, que se realiza en Cochabamba, y los países involucrados en la ferrovía definirán si los interesados ejecutarán esa investigación.
Claros detalló que el estudio especificará las fortalezas, debilidades, oportunidades y los riesgos de del modelo financiero y administrativo de la asociación público-privada y definirá si esa modalidad se aplica para el proyecto de construcción de la línea férrea.
“El proyecto del bioceánico no solo contempla la construcción de la obra sino que se debe pensar si a futuro rinde beneficios económicos para los socios del proyecto y ese análisis integral administrativo y financiero lo quieren hacer los empresarios alemanes y suizos”, manifestó.
Claros enfatizó que es muy importante que en el proyecto participe el sector privado porque las políticas gubernamentales de los países pueden cambiar pero el empresariado será el motor que generará una dinámica entre los involucrados, además que la inversión es multimillonaria, que suman unos $us 14.000 millones.
Asimismo, resaltó que ese modelo permite que las naciones involucradas pongan a disposición la infraestructura y los empresarios privados puedan hacer inversiones, lo cual es ventajoso porque es más efectivo y ágil para estas obras de gran envergadura.
En esa línea, el Ministro señaló que el estudio que pretenden realizar los empresarios determinará la viabilidad administrativa y financiera de la asociación público-privada para la construcción del corredor bioceánico. “Ya existe un interés muy directo de los financiadores para formar parte del trabajo que estamos realizando los países”, aseguró Claros.
El 22 de marzo, autoridades de Bolivia y Alemania suscribieron un memorándum de entendimiento para consolidar apoyo técnico para el proyecto férreo.
El trazo de la línea férrea comprende desde Brasil, pasando por Bolivia, hasta desembocar en los puertos peruanos del Pacífico y llega a los países de Asia. A este megaproyecto se unirán posteriormente Uruguay, Paraguay y Argentina por la hidrovía Paraguay-Paraná.
El Ministro afirmó que la propuesta del empresariado alemán y suizo es “viable” porque es un estudio independiente que realizará un aporte importante al proyecto del tren bioceánico.
En marzo de este año, este medio publicó una entrevista con el Viceministro de Transportes e Infraestructura Digital de Alemania, Rainer Bomba, en la que afirmó que el proyecto del bioceánico es atractivo para las empresas porque se realiza de manera conjunta entre países amigos y porque existe una reacción positiva a las ofertas y la voluntad de construir la obra del país germano.
Bomba resaltó que las compañías germanas tienen mucha experiencia en el área de construcción e infraestructura de líneas férreas. “Y es algo que nos gustaría compartir con nuestros amigos”.

Comparte
Síguenos en Facebook