En los últimos cinco años Bolivia perdió con paros chilenos $us 300 millones

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo que de acuerdo con un estudio, en los últimos cinco años, Bolivia ha perdido más de 300 millones de dólares, por más de 60 días de paro de camioneros y trabajadores de Aduana de Chile, que provocaron el cierre de los puertos del vecino país, afectando al comercio exterior boliviano.

Ante esta crítica situación, pidió ayer a las autoridades acelerar las perspectivas de desviar la carga del comercio de Bolivia a otros puertos alternativos a Chile, ante las constantes amenazas de paro en sus puertos.

DECLARACIÓN

“Hemos confrontado los efectos de un nuevo paro, desde el miércoles, esta vez del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile; por eso, debe impulsarse el desvío de carga hacia otros puertos alternativos, como Matarani e Ilo en Perú, y la hidrovía Paraguay-Paraná”, indicó el Gerente del IBCE, en declaraciones a los periodistas.

Explicó que esas acciones en Chile son contrarias a lo que estable el Tratado de Paz y Unidad de 1904,

Mediante el cual Chile se compromete con Bolivia a darle las garantías y facilidades necesarias a su carga de importación y exportación, por puertos chilenos.

El paro de los trabajadores públicos de Servicio Agrícola y Ganadero de Chile, que comenzó el miércoles, fue suspendido esta jornada, tras el inicio de diálogo con autoridades del Ejecutivo de ese país.

RECLAMACIÓN

El Gobierno presentó este miércoles una reclamación diplomática a Chile, ante el nuevo paro de funcionarios públicos que afectó al comercio exterior de Bolivia.

“Nosotros hemos presentado nuestra nota de reclamación (...). Esto ya no puede seguir repitiéndose, porque realmente es un impacto negativo para el comercio de Bolivia y vulneración al Tratado de 1904”, dijo a los periodistas el canciller Fernando Huanacuni.

CANCILLERÍA

Un informe de la Cancillería del país, de 2016, señaló que entre el 2010 y 2014 se registraron en puertos de Chile un total de 146 días de huelgas laborales, por diferentes motivos y que pidió a organismos internacionales, como la Cepal, cuantificar ese daño inferido a Bolivia, aunque esos datos aún no se conocen.

Comparte
Síguenos en Facebook