Estudio: la costa este de EE.UU. se hunde en el océano Atlántico

Los cálculos son precisos: la costa este de Estados Unidos se hunde lenta pero progresivamente en el océano, según un reciente estudio que tomó en cuenta tanto los datos fácticos como los más diversos factores para explicar el fenómeno.

Un artículo publicado en la revista Nature asevera que esa tendencia provocará inundaciones más frecuentes e intensas en el futuro, a medida que el mar invada comunidades costeras y hogares.

En promedio, el litoral occidental se hunde 3 milímetros por año. El lento proceso de inundación de las zonas costeras ocurre ahora, incluso, en días calmados y soleados, y trae como resultado daños a hogares, comercios y vías de comunicación.

Tres razones principales explican por qué esa franja costera de Estados Unidos experimenta continuas mareas altas.

La primera es el llamado rebote isostático de la era post-glacial. Su origen data de cuando la mayor parte del norte de Estados Unidos y Canadá estuvo bajo profundas capas de hielo. Inmensos glaciares llevaron a que la costa este del continente se levantara un poco, debido a la presión del hielo en la parte central. Luego, al derreritse esas gélidas formaciones, también desapareció la presión que sostenía el continente, con lo cual la costa ha vuelto a hundirse muy lentamente.

El segundo motivo es mucho más simple y responde a la actividad humana. Cuando se recurre a fuentes de agua subterránea, por fuerza se afectan las bases de piedra que les sirven de depósito y ayudan a sostener el sedimento circundante. Esto provoca que la tierra caiga y se hunda, ya que no tiene de dónde sostenerse.
La tercera razón es el aumento del nivel del mar por el deshielo que se produce en las regiones polares del mundo, lo que ocasiona que los océanos incrementen su nivel.

En conjunto, los tres factores han determinado que el nivel del mar aumentara en 60 centímetros desde el siglo XVI, cuando ya muchas de las comunidades costeras de EE.UU. habían sido fundadas.

De acuerdo con el estudio, la costa este de Estados Unidos seguirá hundiéndose y no se descartan más y continuas inundaciones.

Los analistas admiten que esto no es algo que los residentes de Florida, por ejemplo, quieran escuchar ahora, pero advierten que es tiempo de discutir sobre soluciones de ingeniería y luchar contra el problema.


Comparte
Síguenos en Facebook