Intentó atropellar a su yerno luego de tener sexo con él y que este le confesara el escandaloso affaire a su esposa

El 20 de septiembre, Kathleen Regina Davis encendió su Mercedes Benz y condujo hacia la casa de su ex amante en el 4400 de Crestdale Street, en Palm Beach Gardens, Florida. Tenía un solo objetivo: atropellarlo. Es que lejos de entrar en razón, quería venganza. Pero no una venganza contra cualquiera: quien supo ser su amante era su ex yerno. Y no por cualquier motivo: era porque este le había confesado a su esposa que había mantenido relaciones sexuales con su propia madre.


Con 58 años, Davis estaba ciega de furia. Culpaba a su yerno de 33 años de haber arruinado la "hermosa" relación que mantenía con su hija al haberle contado sobre su escandaloso affaire. Llegó a la residencia de Michael Sciarra y lanzó gran cantidad de huevos a la propiedad y a los vehículos del hombre. Este salió y le advirtió que daría aviso a las autoridades. Ella tomó el automóvil y amenazó con atropellarlo. Sciarra huyó y la mujer comenzó a conducir en círculos, intentando atropellar a su yerno. Eso fue lo que observaron los oficiales de policía del Departamento de Palm Beach Gardens cuando arribaron al lugar.

Kathleen Regina Davis fue detenida por intento de homicidio

Michael Sciarra también quedó detenido

Los agentes interrumpieron la grotesca escena y conversaron con los protagonistas. Allí, el hombre le dijo el motivo por el cual la mujer intentaba arrollarlo con su vehículo de lujo. Davis confesó: "Quiero matarlo". Según la investigación policial, Sciarra está en proceso de divorcio con Hannah, la hija de Davis, con quien tiene dos hijos, según consignó The Palm Beach Post.

Hannah el día más importante de su vida, ayudada por su madre. Esta luego tendría un affaire con el marido de su hija

El documento policial en el que se da cuenta del grotesco hecho

Sciarra había sido detenido en mayo pasado en la casa que compartía con Hannah, luego de haber atacado a su esposa tras un severo altercado. Durante la discusión, la mujer le habría informado sobre su romance con otro hombre, lo que enfureció a su marido y derivó en golpes. Cuando la policía arribó al lugar, indicaron que ambos tenían olor a alcohol y se llevaron detenido al marido.

Durante los trámites de separación, Sciarra le habría contado —a modo de venganza— sobre el affaire que había mantenido con su suegra, lo que generó el quiebre en la relación entre madre e hija.
Comparte
Síguenos en Facebook